El camino a TED

En Julio del año anterior me enteré de la posibilidad de postularme a una membresía 'académica' para la conferencia TED, sobre la cual tuve noticia (no recuerdo por cuál medio no por cuál motivo, creo que fue el video de Jeff Han) hace ya un par de años.

La membresía académica otorga un descuento significativo sobre el costo de la asistencia al evento paralelo en Palm Springs, algo que iniciaron el año anterior en Aspen. Estar en ese evento significa no estar en el auditorio central en el que se realizan las conferencias (ese está ubicado este año en Long Beach), sino en un auditorio con alrededor de 400 personas que asisten al evento en transmisión simultánea. Es en este auditorio en el que voy a estar (sólo para contexto, los costos de asistencia son de US$6000 para el auditorio principal, US$4000 para el auditorio paralelo, y US$2000 para la membresía académica). Ahora, el asunto con TED no es sólo que resulta costoso para nuestros estándares latinoamericanos, sino que es dificil conseguir cupo para asistir (cada conferencia se vende con al menos un año de anticipación, y de hecho la de 2010 se vendió en poco menos de una semana).

Lo bueno es que el pago de la membresía incluye algo más que la simple asistencia al evento. En algunos momentos del año, todo miembro de TED recibe libros del Club del Libro TED. Después de la conferencia, la membresía otorga el derecho a recibir varios DVD con las grabaciones del evento. Eso sin contar el material que se recibe en el momento del registro a la conferencia, el cual todavía es un misterio para mi.

Aunque tal vez debí empezar por aquí, TED es el acrónimo de Tecnología/Entretenimiento/Diseño. Es una conferencia creada por Saul Wurman en 1984 y redimensionada por Chris Anderson en 2003 (Más info en Wikipedia). TED ha consolidado (y expandido) en los últimos años su prestigio, gracias a la gran relevancia de quienes hablan en el evento, y a la decisión de hacer públicos los videos correspondientes a las charlas recientes y de años anteriores, haciendo honor a su slogan (Ideas worth spreading / Ideas que vale la pena difundir).

A primera vista (y para mis estándares, al menos) el costo de la conferencia es bastante alto. No obstante, cuando me enteré de la membresía académica, decidí intentarlo. En principio, esta modalidad está dirigida a personas involucradas en el sector educativo, quienes se postulan para acceder al descuento correspondiente. La organización de TED revisa las solicitudes y selecciona aquellas que, a su juicio, agregan valor a los asistentes a la conferencia.

Yo me postulé (confieso que sin muchas esperanzas), y en Septiembre recibí la grata noticia de mi aceptación para TED2009 en Palm Springs (el auditorio paralelo). Debo reconocer que fue un poco decepcionante enterarme que no era el auditorio principal pero, caramba, sea como sea significa asistir a TED. :D

La alegría de poder asistir ha estado acompañada por el material que he recibido hasta el momento. A finales del mes de Octubre, fui sorprendido con una caja que contenia el fabuloso slide:ology de Nancy Duarte (que igual pensaba conseguir), más un libro titulado What Matters, que recopila un registro fotográfico (acompañado de texto) de los problemas más apremiantes de nuestro planeta. Inquietante, pero excelente.

Un par de meses después, el 23 de diciembre (lo vi como mi regalo de Navidad :D ), fui sorprendido con una nueva caja. Esta vez, contenía tres libros y un producto adicional. Los libros eran Tribes, de Seth Godin, un sencillo pero inspirador texto cuya premisa es “necesitamos que usted nos lidere”; The elephant, the tiger and the cell phone, de Shashi Tharoor, un relato sobre las razones por las cuales India tendrá un papel fundamental a nivel planetario en este nuevo siglo; y McMafia, de Misha Glenny, que hace un recorrido supremamente inquietante por las distintas encarnaciones de la mafia y del bajo mundo criminal actual, cuyas actividades representan el 20% del PIB mundial (!!!!).

El artículo adicional era un dispositivo manos libres Bluetooth, llamado Jawbone, que incluye una tecnología que detecta cuando su usuario está hablando y se encarga de cancelar parte del ruido ambiente, para mejorar la calidad de la conversación. Este, por cierto, en un muy bien diseñado estuche.

Hasta el momento, los productos que he recibido suman un costo de alrededor de US$260, incluidos en la membresía que pagué. Se supone que los envíos son bimensuales, así que podríamos suponer que el valor tentativo de los productos que uno obtiene es de, digamos, US$500. Esto es un valor agregado importante cuando se piensa en el costo de la conferencia, pues se cuenta con acceso a títulos seleccionados que, de alguna manera, tocan de manera directa los temas de fondo de la conferencia.

A finales de Diciembre me enteré también de un nuevo tipo de membresía disponible, que permite acceder a la conferencia en línea, en directo. Esta cuesta US$1000, y también incluye aceeso a los beneficios de DVD y Club del Libro. La señal permite la instalación de un auditorio para ver la conferencia en directo. Es decir, que si se juntan 20 personas interesadas, cada una tendría que poner alrededor de COL$100.000, para ver en vivo una conferencia excelente. Una oportunidad nada despreciable.

Ahora, un asunto que hay que considerar es que los dos mil dólares cubren solamente la inscripción al evento. Los gastos asociados (desplazamiento, hospedaje, comida) son adicionales, lo cual hace que el viaje total salga como por US$5000.

Pagar todo eso sólo por una conferencia? En realidad vale la pena?

Definitivamente yo no soy muy objetivo para decirlo, pues me encanta el formato y la temática del evento. Pero uno podría analizar el asunto desde varias perspectivas. Por ejemplo, los conferencistas de este año, que incluyen a personas como Bill Gates, Tim Berners-Lee, Elizabeth Gilbert (autora de Comer, rezar y amar), Seth Godin (autor de Tribes) y Dan Ariely (autor del muy interesante Predictably Irrational), entre muchos otros. Por ese lado, yo quedo bastante satisfecho.

Por otro lado, como en toda conferencia parte del atractivo son las personas que asisten, no sólo las que hablan. Y en este sentido el asunto es igualmente prometedor. Ya he recibido mensajes de una persona de Sudáfrica y una de Canadá en Facebook, para establecer un contacto inicial que nos permita encontrarnos en la conferencia. También un mensaje de bienvenida de un “veterano” de la conferencia, que me dice que TED va a cambiar mi vida, según su experiencia. Así que por ese lado el asunto también parece bastante promisorio.

Debo decir que me siento muy afortunado pues, en principio, quienes asisten a TED son líderes en sus respectivas áreas, y conforman una red con un impacto potencial inmenso. Ahora, eso no es auto-propaganda, pues pienso que en mi caso confluyeron varios factores que facilitaron mi asistencia: Por un lado, provenir de un país del tercer mundo (eso puede ser una gran ventaja!) y por otro, estar relacionado con temas de educación.

Así que estoy terminando este post en un avión (pareciera que se me está volviendo costumbre, caramba) que me lleva desde Fort Laudardale hasta Long Island. Aproveché para visitar a muy buenos amigos a quienes no veo hace tiempo, y en unos pocos días estaré iniciando mi camino final hacia la que espero será una de las experiencias más estimulantes de mi vida: Mi primera vez en TED.

Si usted no conoce aún de qué se trata TED, de veras lo invito a ver algunas de las charlas disponibles en línea. Estoy seguro que rápidamente podrá encontrar algo sencillamente inspirador. En este blog ya he mencionado en el pasado charlas como las de Ken Robinson, quien se pregunta si las escuelas matan la creatividad, o la de Al Gore que invita de nuevo a reflexionar sobre el asunto del cambio climático. Y hay muchas otras que he dejado de mencionar, por falta de tiempo.

Por mi parte, espero poder reportar el evento de manera activa (a través de este blog y de Twitter), y aprender todo lo que pueda para tratar de replicar algunas de las cosas que veré en los eventos que organizamos desde el MEN en Colombia, por ejemplo. De alguna manera, los Educamp han tenido alguna influencia de TED, pero pienso desde hace rato que valdría la pena tratar de organizar algo como esto localmente. Sería fantástico que pudiéramos crear una manera de hablar sobre temas de fondo, saliéndonos de la retórica que caracteriza a algunos sectores de nuestra academia. No puedo dejar de decir que instituciones como la Universidad EAFIT a través de personas como Claudia Zea, se están arriesgando a pensar de manera diferente muchos de estos temas, y están imaginando formas de repensar su quehacer en consecuencia. No es una cuña gratuita, pues de veras pienso que están haciendo un esfuerzo importante, lo cual no quiere decir que otras instituciones no lo estén haciendo. Sólo me parece destacable que una institución que tiene todas las condiciones para mantener el status quo, se arriesgue a pensar de manera diferente.

Así que, al final, no se trata simplemente de ir al evento, sino de aprender todo lo que pueda para tratar de aplicarlo a nuestro entorno. Vamos a ver cómo resulta. Por lo pronto, los invito a acompañarme en los próximos días (desde el 3 hasta el 7 de febrero) en el seguimiento a esta edición de TED. Quienes me conocen saben con claridad cuánto lo voy a disfrutar! :D

Nota al margen: Este post empezó a ser escrito en un Asus Eee, y fue terminado en un HP tx2, que reemplazó a mi HP dv1000, el cual colapsó durante el primer taller Educamp de 2008, sirviendo a su patria hasta el final (jaja). Este nuevo PC es mi primer tablet (que además tiene pantalla multitáctil), así que espero aprender un montón acerca de las posibilidades que ofrece. Ya experimenté (y de alguna manera sufrí) las ventajas y limitaciones de un netbook como el Eee. Tendré que escribir más adelante sobre ellas...

Creative Commons License: Attribution, Share-AlikeA excepción de que se indique lo contrario, este contenido está publicado bajo una licencia Creative Commons.
Technorati:

Sobre el autor

Soy Diego Leal .

©2017 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?