En esta semana (w8/2021)…

Ante todo, a quienes se animen a leer de nuevo, ¬°bienvenidos! ūüėČ

Esta semana (que incluy√≥ mi cumplea√Īos) tambi√©n est√° marcando (espero) un regreso a muchas pr√°cticas que han quedado bastante descuidadas en los √ļltimos a√Īos.¬† Han ocurrido muchas cosas en todo este tiempo:¬† nuevos proyectos, nuevas responsabilidades y curiosamente, con todo lo ocurrido en la pandemia, una sensaci√≥n del valor y relevancia de muchas de las cosas en las que empec√© a trabajar por all√° en 2007.

Por alguna raz√≥n, la presentaci√≥n que hice en 2014 en el Congreso Internacional de Innovaci√≥n Educativa del TEC, en la que me aventur√© a compilar un conjunto de ideas para “pensar en red”, represent√≥ para m√≠ una especie de ritual de paso, un evento de cierre de una etapa. Aunque esto se debi√≥, en parte, a la decepci√≥n con el tema de los MOOC, algo de frustraci√≥n por la limitada velocidad de desarrollo de estos procesos en el entorno local y el cambio de responsabilidades laborales est√°n relacionados, lo que s√≠ es claro en retrospectiva es que fue una equivocaci√≥n dejar, de un momento a otro, de llevar registro de muchas cosas y de desarrollar de manera activa las ideas, metodolog√≠as y comprensiones sobre el aprendizaje en red que hoy, despu√©s de 10 a√Īos, aparecen estrechamente ligadas a los conceptos de ecosistema con los que estamos trabajando y se tornan muy importantes en la nueva normalidad que se desprende de la pandemia.

Por supuesto, muchas cosas ocurrieron desde entonces y algunas quedaron documentadas.¬† Me acerqu√© mucho m√°s a las metodolog√≠as √°giles, complement√© mis habilidades de facilitaci√≥n con el uso de metodolog√≠as de registro y facilitaci√≥n visual, profundic√© mucho m√°s en wordpress como plataforma de agregaci√≥n y publicaci√≥n, as√≠ como en la comprensi√≥n de los¬† procesos de circulaci√≥n de informaci√≥n y conocimiento.¬† Tambi√©n tuve la oportunidad de poner a andar un taller corto sobre Ecosistemas de Aprendizaje y Desempe√Īo (que aunque no fue abierto, s√≠ retom√≥ muchas de las ideas de ArTIC y TRAL mientras integraba Slack al ecosistema digital del curso) y de iniciar un proceso de exploraci√≥n alrededor de los ecosistemas de innovaci√≥n educativa, que deriva en mi contribuci√≥n directa al dise√Īo y puesta en marcha del Laboratorio de Innovaci√≥n Educativa para la Educaci√≥n Superior de Colombia (CoLab) y al proyecto de fortalecimiento del ecosistema nacional de innovaci√≥n educativa que EAFIT viene desarrollando con el Ministerio de Educaci√≥n desde 2019.

Obviamente, el mayor evento de esta etapa fueron los primeros a√Īos de Elo.¬† Mi hija querida ya ajusta cinco a√Īos que han pasado volando, en los que he tenido el privilegio de acompa√Īarla a descubrir parte del mundo y de poner en su dieta cognitiva muchas de las cosas que han marcado mi mirada del mundo.¬† No est√° de m√°s decir que esto van en doble v√≠a, y que mi dieta cognitiva se ha visto enriquecida con m√ļsica infantil, con un regreso al libro impreso (en especial aquellos que no tiene sentido experimentar en digital) y con preguntas y observaciones que refrescan y ampl√≠an mi mirada.

Si tuviera que lamentar algo de este per√≠odo, tal vez ser√≠a haberme alejado de muchas redes y personas con las que tuve oportunidad de aprender y crear cosas muy interesantes, pues me desconect√© de muchos de mis contactos de Uruguay, M√©xico y Argentina (desconexi√≥n que tambi√©n estuvo marcada por la triste p√©rdida de la querid√≠sima Vera Rex).¬† Aunque extra√Īo en especial a toda la red org√°nica que emergi√≥ de ArTIC y TRAL, la vida sigui√≥, y si bien muchas cosas cambiaron en estos a√Īos, muchas otras siguieron igual.¬† Por ejemplo, las potentes ideas de dise√Īo que derivan del conectivismo y el conocimiento conectivo siguen sin adquirir la prominencia que merecen, en especial en este tiempo en donde la capacidad de transitar, reconocer y tejer redes de aprendizaje personal empieza a tornarse cada vez m√°s relevante.

El lado oscuro que marca a estos √ļltimos a√Īos tampoco ayuda. Como lo anticipaba en diversos posts y conversaciones a inicio de la d√©cada anterior, la edad de la inocencia de la Web 2.0 termin√≥; y la fe ciega en una inevitable revoluci√≥n social movilizada por los medios sociales pareci√≥ ponerse en pausa para dejar paso a las expresiones m√°s inquietantes de un capitalismo basado en la vigilancia tecnol√≥gica. Hoy, como de costumbre, Dickens sigue siendo totalmente vigente: Estamos en la mejor de las √©pocas, y en la peor de las √©pocas.¬† La nuestra tambi√©n es la edad de la sabidur√≠a y el asombro, as√≠ como de la locura; la √©poca de las creencias fan√°ticas y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperaci√≥n.¬† Como lo anticipaba Postman, parece que Huxley ten√≠a raz√≥n, y terminamos viviendo en una extra√Īa utop√≠a dist√≥pica, en la que Black Mirror parece ser una cr√≥nica de los futuros y los presentes que tal vez no seremos capaces de evitar.

Pero ver crecer a una peque√Īita tan especial como Elo, entender el profundo rol que tenemos como padres de poner a nuestros hijos en contacto con su historia y su legado cultural, as√≠ como descubrir la chispa de curiosidad, exploraci√≥n, humildad y asombro ante el conocimiento que deber√≠a ser derecho de todo ni√Īo, hace imposible quedarse en el invierno de la desesperaci√≥n.¬† A√ļn en medio de la pandemia, ha estado latente para nosotros la esperanza y, sobre todo, el sentido de prop√≥sito en las cosas que hacemos. Por ello somos afortunados. Nos ha correspondido vivir en una √©poca extremadamente interesante, en donde (recuerdo siempre a Ian Malcolm) estamos permanentemente al borde del caos, saltando aparentemente de crisis en crisis, pero conservando la esperanza de que podremos hacerlo un poco mejor, no s√≥lo para nosotros, sino para nuestros hijos.

Y con es intenci√≥n de ‘hacerlo mejor’, quiero compartir otra vez de manera activa lo que voy aprendiendo, porque este ejercicio reflexivo puede ser otra forma de contribuir a forjar alg√ļn aspecto de nuestros futuros posibles. Para quien quiera que pueda beneficiarse de ello.

Con todo eso dicho, algunos highlights y recursos diversos con los que me conecté en esta semana.  Información adicional de todos ellos en los enlaces que llevan a Twitter:

  • Educause public√≥ esta semana una edici√≥n de reporte Horizon enfocada en temas de seguridad de la informaci√≥n:¬† https://t.co/nCwnVL2f3Y
  • Recursos provenientes del interesante curso Foundations of Learning Experience Design, ofrecido por NovoEd, incluyen un framework para la escritura de Objetivos de Aprendizaje espec√≠ficos y medibles, basado en cuatro √≠tems: Condition, Actor, Behavior, Degree (https://t.co/XN9yGvPKCt).¬† Tambi√©n un post de Cathy Moore que recuerda la importancia de enfocarse en las acciones (o resultados) y no simplemente en los objetivos cuando se trata de dise√Īar experiencias de aprendizaje (https://t.co/L6PkDhvG4s)
  • Tambi√©n en esta l√≠nea, me reencontr√© con Designing learning and assessment in a digital age, una estupenda gu√≠a de JISC:¬†https://t.co/tqHPK8GVWQ
  • Y via @coursera anuncio de webinar con Barbara Oakley como protagonista: Uncommon Sense Teaching in a Post-COVID World, el 9 de Marzo: https://t.co/Wkoo8r9Tu6

 

  • Por otro lado, en conjunto con Ana Vargas y Leydy Garc√≠a (dos estupendas personas con quienes empec√© a trabajar el a√Īo anterior) enviamos un trabajo al 7th International Conference on Higher Education Advances, que documenta un modelo de madurez que desarrollamos el a√Īo anterior en el marco del proyecto que llevamos a cabo con el Ministerio de Educaci√≥n para la puesta en marcha de un programa de mentor√≠as para el programa Generaci√≥n E.¬† De este modelo de madurez se desprende una herramienta que llamamos DIADEMMA, que le facilita a una instituci√≥n de educaci√≥n superior analizar y definir rutas de desarrollo para un programa institucional de mentor√≠a entre pares.
  • Finalmente, tuve una estimulante conversaci√≥n con pares de Uninorte, ICESI y CESA (instituciones que junto con EAFIT lanzaron a finales del a√Īo anterior la Alianza 4U), para explorar posibilidades de cooperaci√≥n en el √°rea de la educaci√≥n virtual. Cada vez es m√°s notoria para mi la importancia de encontrar mecanismos que aceleren la identificaci√≥n de posibilidades efectivas y tangibles de colaboraci√≥n entre entidades, que trasciendan la buena voluntad que caracteriza a las conversaciones interinstitucionales. Aunque estas son habilidades naturales para algunas personas, lo cierto es que existe una profunda dificultad de sostener redes y colaboraciones en el tiempo.¬† ¬†Esperamos que en este espacio podamos dar pasos firmes en esa direcci√≥n.

Y eso es todo (tal vez demasiado?) por ahora.¬† So much to say, como dir√≠a Dave Matthews. Y un reto abierto de seguirlo haciendo.¬† Para quien llegue hasta aqu√≠, ¬°ojal√° haya habido algo de utilidad inmediata o futura! ūüĎč

Sobre el autor

Soy Diego Leal . Mi propósito es ayudar a individuos y organizaciones educativas a descubrir un sentido de posibilidad frente al futuro, por medio de experiencias de aprendizaje innovadoras y memorables. Me sorprende lo poco que sabemos y lo mucho que creemos saber.




©2007-2023 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?