Second Life e indicadores de acceso…

(Otros enlaces más de los abiertos en Flock...)

Larry Johnson comenta en el NMC Campus Observer acerca de la decisión de la revista Wired de terminar su presencia en Second Life.

Mientras tanto, las personas de Educandote han puesto en marcha una comunidad latina de Second Life: Latino Second Life. Compraron una isla y están construyendo en ella. Ahora el reto es poblarla de residentes.

Y aquí es donde se enfrentarán al mismo reto que tuvo Wired. ¿Quién entra a SL y con qué frecuencia? No estoy seguro de si existen estudios demográficos que indiquen el tipo de personas que hacen parte de SL, pero es claro que un requerimiento indispensable es una buena conexión a red. Actualmente, yo estoy conectado a 300kbps, y la respuesta de SL no es la mejor, obviamente. El asunto es que, al menos en Colombia, yo soy parte de ua minoría que cuenta con acceso a lo que llamamos "banda ancha". De este modo, cualquier intento por movilizar más personas dentro de SL estará limitado por esta situación. Ah, y por el tipo de hardware que requiere, que no está disponible en la mayor parte de nuestras instituciones educativas. Obsérvese, por ejemplo, la configuración de algunas máquinas de Computadores para Educar (lo cual no quiere decir que estas sean malas, sino que posiblemente no permiten acceso a este tipo de entornos).

Por supuesto, todos esperamos que esto mejore en el corto plazo. Y en la medida en que el ancho de banda deje de ser una limitación, muchos más de nosotros nos aventuraremos a ingresar a mundos como SL. ¿O no?

Depende del valor que encontremos dentro de sitios como SL, y esto está en relación directa con nuestros intereses específicos. Para mi caso, aún no logro engancharme del todo con SL como herramienta educativa. Confieso que todavía no percibo el verdadero valor que agrega el ver un video de una conferencia dentro del mundo, así pueda chatear con la gente que está a mi lado. ¿No hace exactamente lo mismo Elluminate, con la ventaja de guardar un registro de todo para revisión posterior? Así que una conferencia en línea con Elluminate, al menos para mi, todavía es preferible. No obstante, SL tiene una ventaja con el factor de coolness (o de cheveridad, si es que esa palabra existe en español! :D )

Todavía sigo sintiendo que SL es un juguete interesante, al cual tenemos que descubrirle muchas posibilidades. Pero me inquieta que se vuelva otro juguete más de acceso restringido (lo es en este momento), que siga abriendo la brecha digital a nivel nacional.

Y lo anterior no significa que no sean muy valiosas iniciativas como las de Educándote. Todo lo contrario. Es un avance con respecto a mi queja de hace seis meses respecto a la ausencia de organizaciones colombianas en SL. Pero debemos ser cuidadosos de dar a estas herramientas su justa dimensión en nuestro complejo entorno.

Sin duda, ya tenemos lecciones por revisar con el trabajo desarrollado por gente como NMC en los últimos años. Errores que no vale la pena cometer (como invertir grandes cantidades de dinero en desarrollar presencia in-world, para descubrir luego que las expectativas no son cumplidas), y experiencias que vale la pena replicar (como el ejemplo Case mencionado por Johnson).

Algo que llamó mi atención sobre el tema de las expectativas y la forma de medir el ROI asociado a este tipo de presencia en línea, fue un comentario al post de Larry, hecho por Troy McLuhan:

If one looks at other metrics, like “average number of people met with similar interests” or “average number of collaborations initiated”, I think SL would look quite spectacular.

Me gusta eso. Qué bueno que podamos pensar en métricas que vayan más allá del acceso. Por ejemplo, SL tiene (según la página en este instante) 9,255,435 residentes. Impresionante número. Dentro de poco llegará al 10% de los usuarios de Internet. Una verdadera revolución. Seguro.

Pero el problema con ese número es que no me dice nada. No me dice si son residentes activos o desaparecidos 3 horas después de registrarse por primera vez. Ante todo, no me habla del valor que obtienen esas personas con su presencia en línea.

Pero si pensamos en indicadores como los propuestos por Troy, la cosa cambia. Vale la pena pensar en este tipo de cosas para medir la relevancia de escenarios de participación como portales educativos y comunidades en línea. Tenemos que trascender los indicadores de acceso, o al menos complementarlos con información más interesante.

Pero para ello necesitamos sistemas informáticos que sean capaces de reportar ese tipo de datos, no solamente el número de hits por página...

En todo caso, lo que necesitamos repensar de fondo es cómo definimos nuestras expectativas y cómo las medimos. Si seguimos pensando solamente en contar el número de registros y de accesos, estamos fritos.

Ah, y me desespera tener que descargar una nueva versión cada vez que trato de ingresar a SL. ¿No habrán oido hablar de compatibilidad hacia atrás? (Ya se, ya se, es una plataforma reciente y hay muchas mejoras permanentemente, pero deberían pensar en otro tipo de actualizaciones, que permitan estar dentro del mundo mientras la descarga se realiza...).



Sobre el autor

Soy Diego Leal . Quiero entender cómo funciona el mundo y ayudar a otros a hacerlo. Para ello trabajo en el diseño e implementación de experiencias de aprendizaje en red con uso de tecnología, que nos den pistas sobre cómo podemos aprovechar el potencial de los recursos con los que contamos para mejorar nuestro entorno. Me sorprende lo poco que sabemos y lo mucho que creemos saber.

©2017 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?