Nivel 8: Orientaciones

En esta parte seguiremos usando como material de base parte del trabajo de Etienne Wenger, Nancy White y John D. Smith, que hace parte del libro Digital Habitats: stewarding technology for communities.

En este último ciclo estamos tratando de estructurar un poco nuestras intervenciones en nuestras redes profesionales. Esto se debe a que, en algunos casos, puede ser de interés (o indispensable!) fortalecer una red tratando de que de ella emerja una comunidad.  Pensando en ello, estamos explorando ideas que nos ayuden a organizar posibles intervenciones.

Para cada una de las orientaciones identificadas en Digital Habitats, Wenger, White y Smith caracterizan un conjunto de actividades típicas y tecnología que permite desarrollarlas.   Lo que vamos a hacer en este nivel es definir, a partir del análisis que hicimos en el nivel anterior, cuáles de esas actividades típicas y tecnologías son pertinentes para nuestra situación específica.  

Igualmente, intentaremos identificar quién (o quienes) podrían ser responsables de esas actividades y en qué plazos podrían desarrollarse.  Esta revisión nos permitirá revisar el diagrama de araña del nivel 7, y decidir si en realidad es factible desarrollar todas las orientaciones en la forma en la que lo imaginamos inicialmente.  

Recuerde que en la descripción del desafío del nivel 7 podrá encontrar las definiciones de cada una de las orientaciones que hacen parte del diagrama de araña.  Manténgalas a mano para abordar lo que viene a continuación.  

Hemos elaborado un mapa mental como organizador de las orientaciones, pues permite una elaboración no lineal, un refinamiento progresivo muy sencillo y obtener una mirada global muy rápida.  Este mapa (elaborado con XMind, una herramienta gratuita) sirve de plantilla y punto de partida para su análisis.  Para empezar, descargue el mapa

Una vez tenga el mapa, note que en él aparecen todas las distintas orientaciones.  Para empezar, organice esas orientaciones según las prioridades que usted identificó en su diagrama de araña.  Si hay algunas que no aplican para su caso específico, elimínelas.  Observe el siguiente ejemplo, en donde las orientaciones 3 y 4 han sido eliminadas y el resto han sido reorganizadas: 

 Luego, observe que cada orientación incluye un conjunto de actividades típicas y, a su vez, cada actividad incluye una serie de herramientas que pueden ser usadas para desarrollarla.   Lo que vamos a hacer es “podar” el mapa, eliminando las actividades y herramientas que no tienen sentido para nuestro caso específico, mientras agregamos nuevas ideas y herramientas que complementen lo existente (ponga nombres concretos para las herramientas que espera utilizar, por ejemplo).   Si hay actividades o herramientas que no son relevantes, elimínelas también de su mapa.  Conserve sólo lo que tenga sentido.  En el siguiente ejemplo, han sido eliminadas varias actividades y herramientas, y agregados en azul nombres de herramientas específicas que serán usadas. 

Note que, aunque las herramientas asociadas a cada actividad tienen un corte bastante tecnológico, usted puede incluir otras herramientas de apoyo a su actividad presencial, por ejemplo.  Su mapa es suyo, así que modifíquelo como prefiera.  🙂

Finalmente, observe que en cada orientación han sido incluidos nodos con la que usted puede definir los Responsables de las actividades que hayan sido conservadas.  Enfrentar de manera solitaria el tejido de su red profesional puede ser una labor bastante pesada, así que vale la pena pensar qué otros nodos de esa red podrían apoyarlo para emprender su labor.

Considere también el período/plazo de realización de las actividades (por ejemplo, la actividad tendría una frecuencia semanal? Si se trata de un proyecto, puede que no haya frecuencia, sino una fecha de inicio y una de finalización, etc.).  Por último, piense en el tiempo requerido para llevar a cabo la(s) actividad(es) que haya conservado.  Si hay cosas que exceden su disponibilidad de tiempo, siga podando el mapa, hasta llegar a algo con lo que se sienta cómodo.

A partir de este ejercicio, regrese ahora a su diagrama de araña.  Incluya un nuevo conjunto de puntos en su diagrama de araña, con un nuevo color, indicando si hay algún cambio en sus prioridades y deseos, después de haber profundizado en las actividades, herramientas y, sobre todo, después de reflexionar sobre la dedicación que estas actividades requieren. 

Una vez haya terminado, exporte su mapa y su diagrama de araña (si cambió) como imágenes.  Cree una nueva entrada en su blog, en la que incluya sus imágenes y reflexione sobre el proceso que desarrolló y los cambios que aparecen en su diagrama.  Mencione, igualmente, los retos, dificultades y oportunidades que empieza a vislumbrar con este ejercicio. 

¿Listo? ¡Fabuloso! ¡Hora de ir al siguiente desafío de este nivel!

©2017 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?