Marzo 25…

ADVERTENCIA: Si es su primera vez por aquí, no olvide que al igual que cualquier persona, puedo estar equivocado. Consuma con precaución. 🙂

Aprendizajes

Hoy fue un día de preguntas complicadas:

  • El tema del valor económico es clave en lo ágil. Y, como el tiempo es oro, un cálculo rápido me permitió notar que una reunión de 6 personas de una hora nos cuesta alrededor de COP$200.000 (~US$80).  Pregunta dura: Teniendo en cuenta cómo es una de esas reuniones, ¿pagaría usted esa suma de su propio bolsillo? La respuesta depende, creo yo, de cuál es el valor que está generando esa reunión.  Si me permite producir un valor superior  al gastado (o al menos igual), tendría sentido realizarla, ¿cierto?
  • Pero, ¿cómo se entiende valor en un contexto social/educativo, en el marco de un grupo de investigación que realiza proyectos en educación y tecnología? ¿Qué es exactamente valor? ¿Qué lo constituye? ¿Qué significa exactamente el trillado “valor agregado”? ¿Utilidad para un usuario? ¿Procesos más efectivos/eficientes que redunden en más tiempo disponible para otras cosas? ¿Cómo entendemos el valor que generamos como individuos? ¿Cómo se mide? (aquí hay conexiones directas con los difíciles temas de evaluación de impacto, por ejemplo)
  • De allí, se salta al valor personal. Presumamos que damos en nuestro trabajo lo mejor que podemos dar y que aprovechamos al máximo el tiempo de una jornada laboral. ¿Cuál es el valor personal que nos genera nuestra propia actividad de un día? ¿Existe? ¿Cuál es el valor que da a nuestra organización? ¿A nuestra sociedad? ¿A nuestra especie? Curiosamente, nunca había pensado en el asunto de esta forma.  Si yo recibo 100 pesos por una hora de mi trabajo, lo que se esperaría es que lo que yo haga en esa hora genere un valor igual o superior.  De lo contrario, alguien está operando a pérdida (podría incluso ser la especie!).  Pero el punto, de nuevo, es que la noción de valor no aplica sólo a lo económico.  Se requiere una mirada más compleja del asunto.
  • Una forma de aumentar el valor que genero es aprendiendo. Pero, teniendo en cuenta que hay mucho para aprender y tiempo/capacidad limitada, uno podría preguntarse qué puedo aprender en este momento que genere valor (personal, organizacional, social, de especie, sea cual sea mi compresión sobre el término).  Esta perspectiva podría ayudar a identificar mejor los posibles caminos de enriquecimiento del APA: Enriquezca/amplíe aquello que más valor le agrega según su situación e intereses.  Mucho para pensar.
  • La forma tradicional de pensar el crecimiento profesional es hacia arriba: el siguiente peldaño en la escalera. Pero hay otra: crecimiento horizontal, en donde las redes de contactos y la perspectiva se amplía, y donde la participación en una red puede generar un valor personal más rico que el simple ascenso de peldaños.  Habitar la red es condición esencial para crecer de manera horizontal.

Y una idea:  Es diferente estar equivocado a estar perdido.

Valor agregado

  • Hoy dimos inicio a una etapa de ‘calentamiento’ para movernos hacia metodologías ágiles, con el equipo de la Red Educativa del Plan Digital TESO.  Un montón de retos, de posibilidades y de escenarios de aprendizaje se abren.  Mi misión (hasta donde sea capaz de hacerlo): acompañarlos en el inicio de un camino que hemos  recorrido poco a poco con el equipo de la Red de Liderazgo Escolar.  Aquí me he dedicado a leer un montón (sobre scrum, sobre los diversos aspectos de lo metodológico, sobre coaching ágil), a poner a prueba muchas cosas y a reflexionar otro tanto, mientras sigo a la expectativa de lleva a cabo un taller formal de Scrum con los integrantes de estos dos equipos de desarrollo.  El valor que espero agregar tiene que ver con la reorientación de las prácticas y el mejoramiento del clima del equipo.  Focos de cambio.
  • Acompañé la definición del proceso de inscripción de docentes para el encuentro “Maestros que inspiran”, que realizaremos el 11 de Abril con todos los docentes del municipio de Itagüí.  Nuevas oportunidades de socialización y de creación de redes entre docentes.
  • Ayudé a Tatiana a percibir (creo) un posible diferencial de su práctica actual: cuántas comunicadoras están trabajando en proyectos de interdisciplinarios de I+D en el área educativa, con alcance nacional (y pronto latinoamericano), usando metodologías de desarrollo ágil? La respuesta bien puede ser mayor a 0 y menor que 2. Y de ser así, allí hay una oportunidad para empezar a aterrizar lo aprendido, para agregar valor a la red y, eventualmente, recibir valor de vuelta.  Lo interesante es que este es un ejercicio que cualquiera puede hacer: ¿Qué aspectos de su situación lo ponen en una posición única, de la que nadie más puede dar cuenta? Es allí donde usted tiene un potencial de crecimiento enorme!

¡Comparta en los comentarios las conexiones que se disparen! 🙂

Sobre el autor

Soy Diego Leal . Quiero entender cómo funciona el mundo y ayudar a otros a hacerlo. Para ello trabajo en el diseño e implementación de experiencias de aprendizaje en red con uso de tecnología, que nos den pistas sobre cómo podemos aprovechar el potencial de los recursos con los que contamos para mejorar nuestro entorno. Me sorprende lo poco que sabemos y lo mucho que creemos saber.

©2017 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?