"La misma basura, en diferente sitio"

Via Enith Castaño (a través de Buzz), encontré una entrevista del diario El País con Roger Schank (de quien no había escuchado antes), hablando acerca de su percepción acerca del e-learning actual y un proyecto que está emprendiendo con la Universidad La Salle de España.

Esta es la cita del artículo que encontré más llamativa, respecto al e-Learning actual:

 

"Es la misma basura, pero en un sitio diferente. Las escuelas cogen las nuevas tecnologías y las arruinan. Por ejemplo, cuando salió la televisión todas pusieron una en cada aula, pero la usaban para hacer exactamente lo mismo que antes. Igual ahora con los ordenadores: ¡Oh, sí, tenemos e-learning! ¿Y qué significa? Pues que dan el mismo curso terrible, pero en línea, usando los ordenadores de forma estúpida."

 

Por supuesto, sería necesario precisar a qué nos estamos refiriendo con e-Learning, a qué nivel específico aplicaría la crítica de Schank, pues el artículo mezcla opiniones acerca de la educación básica y la superior, y qué tanto aplica para nuesto entorno local.  En todo caso, en general, pienso que Schank tiene razón.  Ahora bien, el papel que juegan los computadores en todo esto va mucho más allá de las tan deseadas simulaciones a las que se refiere Schank, pues aún son completamente subutilizados para propiciar procesos reflexivos.  Más acerca de Schank en su sitio web (uno de sus blogs es muy cercano a lo que uno encuentra en el trabajo de John Holt, digo yo), y en esta conferencia que realizó para la Universidad La Salle:






(La charla de Schank tuvo, al parecer, una repercusión notable entre varios miembros de la audiencia, en especial después de que uno de los asistenes preguntó ¿Y qué hay de nuevo en esto?. Aquí pueden encontrar un recuento, y la posición de Schank al respecto.  Felizmente controversial, cuando se aplica a la obsesión local de tener más doctores a como dé lugar)

Por supuesto, uno queda preguntándose a qué se refiere Schank con "la misma basura" en su entrevista.  He aquí un ejemplo de la vida real.  Hace unos días, recibí la notificación de un evento llamado "Foro Internacional de Innovaciones Pedagógicas", cuya descripción era la siguiente:

 

El advenimiento de las Tecnologías de Información y Comunicación -TIC- y la consecución de información actualizada, instantánea y amplia, están transformado las prácticas pedagógicas de los docentes y la forma en que los estudiantes se apropian del conocimiento. Hoy, las TIC facilitan procesos inherentes a la gestión escolar, sin embargo, su potencial educativo ha sido relativizado.

El III Foro Internacional de Innovaciones Pedagógicas y Paneles de Discusión sobre Tecnología pretende evidenciar el rol protagónico que tienen las TIC en la transmisión de los conocimientos y en el proceso de innovación pedagógica que estamos afrontando. Innovación que transforma los paradigmas educativos tradicionales, en donde las TIC capitalizan una oferta pedagógica basada en mayores niveles de atención e interés por parte de los estudiantes y supera las barreras de apropiación de conocimiento basados en un modelo educativo unidireccional.

El Foro se convierte en el escenario ideal para que docentes, directivos, mediadores y en general, la comunidad educativa, conozca experiencias de uso de TIC en procesos formativos, cambios en los procesos de apropiación del conocimiento potencializados por las tecnologías y reconozca la importancia y el valor que estas tecnologías tienen en los escenarios educativos.

Las TIC son una oportunidad en el ejercicio pedagógico y su presencia en los planes curriculares es imperante. Pizarras interactivas… y aplicaciones multimediales son algunas de las herramientas que sin duda facilitarán el diseño de novedosas estrategias pedagógicas y apoyarán la trasmisión de conocimiento en todas las áreas y niveles educativos.

 

Es justo decir que no asistí al evento, así que mi opinión se basa solamente en la lectura de su descripción, que llamó mi atención por varias razones.  Los párrafos 1 y 3 no tienen nada controversial, pues hablan de lo que ya son lugares comunes (lo mismo de siempre).  Pero el segundo párrafo es una de esas oportunidades de ver el interior de la cabeza de quien lo escribió:

  • "El III Foro [...] pretende evidenciar el rol protagónico que tienen las TIC en la transmisión de los conocimientos y en el proceso de innovación pedagógica que estamos afrontando".  Lo digo de nuevo, "transmisión de conocimientos".  De eso se trata el asunto.  De la tecnología como medio para transmitir información de manera más "efectiva".
  • "Innovación que [...] supera las barreras de apropiación de conocimiento basados en un modelo educativo unidireccional".   Um, pero la idea de transmisión de conocimientos no es esencialmente unidireccional??  Muy innovador...

Y, para que no quede duda, aparece el cuarto párrafo:

  • "Pizarras interactivas… y aplicaciones multimediales son algunas de las herramientas que sin duda facilitarán el diseño de novedosas estrategias pedagógicas y apoyarán la trasmisión de conocimiento en todas las áreas y niveles educativos".  Ah, por supuesto!  Pizarras interactivas!  Multimedia!  Para apoyar la "transmisión de conocimiento" en "todas las áreas y niveles".  Como díría Schank, la misma basura, con más tecnología.

Insisto, no asistí al evento, pero desde hace rato venía rondando en mi cabeza la descripción que leí, y me pregunto para cuántas personas puede resultar realmente innovador y revelador.  Esto tiene que ver con otra impresión que ronda mi cabeza desde hace algún tiempo (y que puede ser lo más obvio para muchos):  Es imposible avanzar lo bastante rápido (o en una dirección común) en lo referente al uso de la tecnología para el aprendizaje, pues la velocidad/nivel de desarrollo de las discusiones es completamente heterogéneo.

Mientras algunos hablan de educación abierta, para otros lo crítico es vender pizarras interactivas.  Mientras otros pocos hablan de empoderamiento del aprendiz y crecimiento personal, la mayoría sigue pensando en "transmitir conocimientos" (que al final es lo que está en el fondo de la obsesión por los contenidos estandarizados y los repositorios, desde mi perspectiva).

Así que no es sorpresivo que 10, 15 años después se sigan escuchando las mismas conclusiones en foros, seminarios y congresos (y este no es un comentario personal, sino que lo escuché el año anterior de una de las personas con más recorrido en esta área a nivel nacional).  En la medida en que cada cual tiene una agenda particular, definida (consciente o inconscientemente) por su visión específica del mundo, resulta muy difícil llegar a acuerdos comunes respecto a los asuntos de fondo.

Por supuesto, lo anterior no pretende sugerir que yo sí tengo la razón, pues eso resulta contradictorio.  Lo que llama mi atención es que, en realidad, seguimos viendo muchos cursos que sólo perpetúan la necesidad (artificial) de contar con un profesor como único medio para poder aprender.   A pesar de maravillosos discursos sobre la autonomía y la importancia de contar con aprendices autónomos, seguimos escuchando clamores en la línea de "necesitamos más capacitación" (lo cual es un eufemismo para "no puedo aprender solo").

Y mi impresión personal es que la discusión acerca del sentido de la educación sigue siendo marginal.  Gran parte de una nueva generación de jóvenes (y de padres) sigue convencida de que estudiar una carrera profesional será garantía de contar con un trabajo fijo en el mediano plazo.  Mientras, la educación para la competitividad sigue siendo apenas una nueva forma de decir que el fin de la educación es generar mano de obra productiva, y a pesar de inmensas inversiones en infraestrucutura, las historias que uno escucha de parte de docentes de algunas de las universidades más prestigiosas del país sugieren que al final, todo sigue igual, y que la actitud de muchos estudiantes corresponde a un constante análisis costo/beneficio (cómo supero este obstáculo con el menor esfuerzo posible para lograr la mejor nota).

Así que tal vez Schank tiene razón.  Pero el problema es que las raíces de esta situación se encuentran en el fondo de nuestra propia psique, y en el status quo que, inconscientemente, nos hemos encargado de construir.  Eso hace mucho más difícil lograr cualquier cambio de fondo.  Y, tal vez por ello, es que con frecuencia terminamos usando la tecnología para hacer lo mismo que hemos hecho siempre.

Eso no significa que no hay personas explorando otras posibilidades (pues felizmente hay muchas haciéndolo).  Tan sólo que es probable que cualquier cambio de gran escala tome mucho más tiempo del que quisiéramos.

Pero, en ocasiones, no es fácil aceptar tal cosa...


Sobre el autor

Soy Diego Leal .

©2017 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?