Category Archives: Tecnología para comunidades

Compilando audio/video…

En su época, me gustaba bastante un servicio llamado vodpod (RIP), que permitía compilar en un único lugar videos de diversos servicios (youtube y vimeo, en especial, los que más consulto) y armar listas con ellos.  Algo como pinterest, pero para videos, con un útil enlace que vivía en la barra de herramientas del navegador.  En mi blog esas listas terminaron embebidas en el sidebar de mi blog, bajo el título “Lo que estoy viendo”, el cual se actualizaba automáticamente.

Como se está volviendo costumbre, VodPod fue vendido a otra empresa, que decidió reenfocar su servicio dejando a muchos usuarios “colgados de la brocha” (expresión de algunos de nosotros en Colombia).  Ante la ausencia del servicio, abandoné la costumbre de compilar cosas.  De vez en cuando alimentaba listas de YouTube pero, dado que no todo lo interesante está allí, eso también quedó en el tintero.  Llegué a hacer una lista también en Vimeo, pero definitivamente no hace tan sencilla la organización de la información.

Así que opté por usar hashtags en Twitter para compilar, por ejemplo, videos de animaciones.  Lo malo es que para otras personas resulta dispendioso regresar sobre el archivo de otros buscando videos específicos (o simplemente no se ve como una posibilidad hacerlo).  Twitter (y Facebook) siguen teniendo en fuerte foco en la inmediatez, a pesar de lo que muchos digan. Para completar, Twitter se unió el año anterior a las empresas que decidieron abandonar la provisión de canales RSS, con lo cual el flujo de información desde allí hacia cualquier otro lado se hace levemente más difícil (aunque hay que recordar que Twitter, a diferencia de otros servicios, permite descargar el histórico de twits, y es amistoso con aplicaciones abiertas como Archive my tweets).

En cualquier  caso, el asunto es que me quedé sin un sitio fácil de alimentar para compilar y compartir los archivos de medios que encontraba interesantes, tanto de audio como de video.  La necesidad apareció hace días, a partir del hallazgo de las excelentes compilaciones de One small window y de un post de José Picardo de hace un par de días que tenía incrustados cuatro videos de Vimeo. ¿Cómo conservarlos de manera sencilla?

Decidí volver a mi estimada instalación de WordPress y empecé por crear un nuevo blog (lo que viene a continuación, casi todo, puede ser hecho también en un blog público de wordpress.com, por cierto), al que llamé simplemente Media. Con eso, ya tengo un lugar en el cual compilar videos y audio de diversas fuentes (o al menos, sus códigos incrustados). Ahora, ¿cómo lo alimento sin tener que ir cada vez a la interfaz de administración del blog?

Primera opción: publicación a través de correo electrónico. Los blogs de wordpress.com permiten (al igual que blogger) configurar una dirección privada a la cual uno puede escribir para publicar entradas. Esta funcionalidad está disponible para blogs auto-alojados en el plugin Jetpack.  Cuando uno instala JetPack, puede asociar su blog auto-alojado a su cuenta de wordpress.com, y luego generar una dirección privada para publicación.

Con eso hecho, la vida es bastante sencilla. WordPress tiene la capacidad de convertir de manera automática URLs de YouTube y Vimeo (al menos) en códigos incrustados que despliegan el video en el blog.  No obstante, esto no funciona cuando el protocolo es https o cuando uno usa, por ejemplo, la dirección corta de YouTube (youtu.be).  Felizmente, al publicar a través de  correo electrónico es posible usar una serie de shortcodes que resuelven este problema. Es más, JetPack habilita un conjunto más amplio de shortcodes que permiten insertar contenido desde una buena cantidad de servicios (o al menos, desde casi todos los populares). Incluso habilita el uso de LaTeX, pero esa es otra historia.

¿Y entonces cómo funciona? Para publicar un enlace a un video en mi nuevo blog, basta con enviar un correo a la dirección de correo que genera WordPress, que contenga el shotcode [ vimeo ] y [tags] etiquetar la nueva entrada de manera automática. Lo importante de las etiquetas es que no sólo me permiten filtrar luego mi información, sino generar feeds RSS filtrados, con los cuales puedo hacer cosas más interesantes. :)

Así que cuando me encuentro un video que me interesa, simplemente selecciono la opción “Enviar por correo”, enviando a la dirección de publicación automática y usando los shortcodes adecuados.  Bonus: Basta con compartir la dirección de publicación con otras personas y ¡listo! Usted tiene un espacio de compilación colectiva de medios, con posibilidad de agregar etiquetas (más abierto) o categorías (más restringido).  Cool.

¿Pero esto en un blog no se ve muy feo? Para nada. Recuerde que Tumblr también es un blog, a la larga. Por el momento, decidí usar la plantilla TwentyFourteen de WordPress 3.8.  Pero entre el montón de plantillas gratuitas disponibles hay muchas capaces de desplegar archivos de medios de formas visualmente agradables. Es cuestión de seleccionarlas.

Entonces, puedo recopilar fácilmente enlaces de YouTube, Vimeo, TED, SoundCloud, Blip, Flickr, DailyMotion, e incluso Slideshare y Scribd.  Todo enviando un simple correo electrónico desde mi computador o mi teléfono. O desde el de cualquier persona que tenga la dirección de publicación automática.

Pero, me falta algo. Grooveshark no está incluido en los servicios con shortcode. ¿Qué hacer? De nuevo, los plugins de WordPress salvan el día. Hay uno que, justamente, habilita el uso de un shortcode para incrustar archivos de audio de grooveshark en un post. Y también funciona con publicación por correo electrónico. Este es el único detalle que no funcionaría en un blog de wordpress.com, pero es apenas un detalle, digo yo.

Y falta algo más. ¿Cómo comparto las cosas que estoy compilando? De nuevo, la maravilla de los feeds RSS. Usando bien sea Twitterfeed o servicios como If This Then That, se pueden enlazar las publicaciones del blog con otros servicios. Así, cuando uno envía el correo electrónico con el enlace, la nueva entrada en el blog se propaga a Twitter, por ejemplo, y de allí a Facebook, por decir algo.  ¿Lo mejor? Se está compartiendo pero usted sigue teniendo algo de control sobre la información que está compilando. (No está de más decir que esto funciona de manera muy similar en Blogger.  Sin embargo, en lo personal ya me estoy aburriendo de que sus robots lean cada línea que escribo o leo buscando cosas para venderme. Por eso desde hace años no uso Gmail. En el balance entre conveniencia y privacidad, al menos en ese caso prefiero que gane la privacidad. Vana ilusión, tal vez).

Nada mal.

Esto funciona para mis necesidades. ¿Dónde más puede servir, dado que algún profesor puede estar leyendo esto? Suponga que sus estudiantes están compilando archivos de medios en relación con una temática específica. Usando esta configuración, todos pueden contribuir a través del correo electrónico a una compilación común, organizada y categorizada según la conveniencia de cada grupo específico. Si los estudiantes etiquetan sus contribuciones con su nombre o grupo, por ejemplo, usted puede obtener rápidamente reportes de cuántas y cuáles cosas han sido compiladas por cada estudiante/grupo. Y como es un blog suyo, puede reutilizar la información todas las veces que lo necesite.

Este ejercicio fue interesante pues muestra otra aplicación (nada novedosa, debo decir) para un blog. No se trata sólo de una excelente herramienta de apoyo a la escritura reflexiva, sino que permite hacer muchas otras cosas, entre ellas apoyar procesos colaborativos. No es la herramienta que lo resuelve todo, obviamente (no existe). Pero lo cierto es que sigue estando taaaan subutilizada…

En fin, ahora tengo un lugar para compilar los videos/audios y otras cosas que me interesan. ¿Lo mejor de todo? Hace parte de mi ciberinfraestructura personal. :)

Instalando ELGG

Recientemente, en parte por el anuncio de Ning del mes de Abril (de pasar todas sus redes a modalidad paga), y en parte por el trabajo que estoy realizando con EAFIT, decidí retomar una instalación de prueba de ELGG que había realizado hace varios años.   Eliminé todo e instalé  la última versión disponible (1.7.1).

Me encontré con un montón de cambios, y con una comunidad de desarrollo más grande de lo que recordaba.  Pero este no es un post de análisis, sino un reporte de la instalación, de los plugins que estoy usando y de pruebas que es necesario hacer todavía.

Como decía, instalé la versión 1.7.1.  Luego, a lo largo de  varios días, estuve explorando los plugins disponibles (si, todos los plugins disponibles), al menos hasta ese momento (hace tres semanas, más o menos).  Esta no es una tarea sencilla porque su organización y documentación no es la mejor.  En muchos casos no es sencillo saber a qué versión de ELGG corresponde un plugin, así que es neceasrio descargarlo, instalarlo, probarlo y eliminarlo cuando uno se da cuenta que su instalación dejó de funcionar. En muchos otros, plugins muy útiles no están disponibles para la última versión de la plataforma.

La buena noticia es que el desarrollo es bastante activo, y hay plugins nuevos que aparecen con frecuencia.  Por todo el tiempo que me tomó la revisión, es que quiero dejar registro de algunos plugins que encuentro bastante útiles, y que parecen funcionar bien (según las limitadas pruebas que he hecho) con la versión 1.7.1 de ELGG.

Los plugins que he encontrado útiles y que han funcionado en mi instalación son:

  • friend_request:  Hace que las solicitudes de "amistad" sean parecidas a las de Facebook.  Por defecto son similares a las de Twitter (se puede "seguir" a alguien sin necesidad de aprobación).
  • blogwatch:  Suscripción a entradas de blogs y tópicos de discusión.
  • first_time_events/first_login_redirector: Útil para reenviar a un nuevo miembro a una página específica (que explique por dónde seguir, por ejemplo) la primera vez que hace login.
  • bottom_bar:  Pone en la parte de abajo de la pantalla una barra similar a la de Facebook (contactos en línea, etc.).
  • clickablelinks:  Convierte de manera automática en enlaces los URLs que aparecen en mensajes.
  • river_comments: Permite a los usuarios comentar directamente en las entradas que aparecen en el riverdashboard. Tal como funciona en Facebook con las noticias.
  • riverfaces: agrega iconos para cada usuario en los items de actividad.
  • event_calendar: Habilita un calendario de eventos.
  • elgg_group_operators: Permite contar con más de un 'administrador' para los grupos creados.
  • simplepie: Permite inclusión de feeds RSS.

También (pensando en lo que hace Ning) puede ser útil contar con un chat.  Hay varias opciones, pero sólo probé una integración con PhpFreeChat, que parece funcionar bien.  No obstante, puede ser más de lo que una instalación típica necesite.

Otros plugins que he instalado y probado pero que pueden no ser completamente estables:

  • openid_client:  Registro via OpenID.  Funciona bastante bien.
  • gfc:  Registro via Google Friend Connect.  Hace bien el registro y la creación de perfil, pero hay un error menor  que es un tanto molesto.  Luego de pasar el registro, se le solicita al usuario que le asigne un nombre de usuario al perfil que fue creado usando GFC.  El problema es que aquí aparece un error (que no dice mucho, además).  Lo bueno es que todo funciona bien incluso si no se asigna el nombre de usuario.

Y otros que todavía no funcionan (pero ojalá lo hicieran!):

  • fbconnect:  Permite registro a través de Facebook Connect.  He mirado dos versiones (esta y esta), pero parece que todavía no funcionan bien con 1.7.1.  Ahora, tampoco he explorado en detalle cuál es el problema.
  • SimplePieExtension: Una de las cosas que más me gustaba de ELGG Classic (antes de que llegara a la versión 1.0, que implementó un montón de cambios de arquitectura) era que permitía configurar como blog personal un feed RSS externo.  Eso significa que, al escribir aquí, por ejemplo, una instalación de ELGG recibe la notificación y re-publica mi post localmente.  El problema es que en estas versiones eso todavía no se puede hacer. SimplePieExtension es un intento de implementar esta función dentro de los grupos (no para usuarios individuales), pero no funciona con 1.7.1.  Pienso que puede ser un buen punto de partida para implementar esta funcionalidad en un plugin (Otra opción es hacerlo al revés.  Por ejemplo, escribiendo en el blog de ELGG yrepublicando en Wordpress, por ejemplo.  El asunto es que esto depende en realidad de los hábitos del usuario, así que entramos en otro terreno).

Hay otra razón para considerar a ELGG como plataforma de comunidad, que se hizo evidente con el anuncio de Ning (aunque siempre ha estado en el horizonte): ¿Qué pasa con la información cuando un servicio desaparece?  Este tema de la recuperación y migración de la información se vuelve crítico cuando las redes o comunidades que las personas crean empiezan a ser exitosas.

La intención de usar ELGG tiene entonces un propósito de permitir un control mayor de la información.  ¿Control para qué? Por ejemplo, para hacer análisis de grafos de conversación (como los que estoy haciendo en ELRN y GRYC) o interacción, y para experimentar cómo ciertas intervenciones (actividades, incentivos, espacios) estimulan o inhiben la consolidación de una red y/o comunidad.  Al menos desde el punto de vista educativo, pienso que esa puede ser información muy interesante para aportar a la toma de decisiones no sólo académicas sino de otros tipos.  Allí está todo por hacer (y si alguien está interesado en el tema, me encantaría conversar al respecto).

En el mediano plazo, mi interés también es explorar cómo una plataforma como ELGG podría servir de soporte para un programa académico basado en las ideas de los cursos abiertos en los que he estado trabajando.  Más allá de los blogs, si estamos hablando de un programa completo, cobra sentido el contar con un espacio en el cual los participantes puedan tener una mirada de conjunto de lo que va ocurriendo, y en donde se pueda "integrar" su presencia en línea (por eso mi interés en el plugin de agregación).

Algo así permite que cada estudiante tenga su espacio personal donde lo desee, y que lo que la institución compile sea una copia de lo que el estudiante publica (es decir, lo contrario a lo que ocurre habitualmente, en donde el estudiante ni siquiera suele tener una copia de lo que está en los sistemas institucionales).

En un esquema como este, participar en un curso significa usar un tag/categoría específico, y la información puede agregarse usando lo que ya tengo listo en Pipes, para generar "blogs" dentro de (grupos de!) Elgg que podrían ser revisados de manera más sencilla por los docentes (por ejemplo).  Algo como lo que hace David Jones con BIM en Moodle, pero dentro de Elgg.

Elgg (o una plataforma similar) proveería entonces un punto de "contacto institucional" formal, que articula lo que ocurre en blogs abiertos a lo largo de todo un programa, sustituyendo al LMS como medio preferido de registro de la actividad académica.  A lo largo del programa, lo que los participantes hacen en realidad es fortalecer su red personal de aprendizaje (y por ende, su ambiente personal de aprendizaje), usando Elgg como punto "central".

Es claro para mi que a algunas personas eso de "punto central" puede sonarles contradictorio con las ideas de apertura, distribución, conectivismo, etc.  Al menos desde mi perspectiva, el asunto es que en nuestra región las instituciones educativas formales tienen un rol importante que no va a ser sustituido en el mediano plazo, así que me gusta pensar en alternativas que busquen un "punto medio" y que le permitan a la institución apoyar el desarrollo de las habilidades necesarias para operar de manera efectiva en el entorno actual de información.

Ahora, eso no desconoce que la educación formal todavía cubre solamente a una minoría, y que hay escenarios en los cuales se puede ser más ambicioso.  Eso quiere decir que todos los experimentos son bienvenidos.  Como he dicho en otras ocasiones, necesitamos más experiencias que muestren nuevas posibilidades.  Lo que no necesitamos (al menos no todavía, si es que alguna vez aparecen) son respuestas y recetas finales.

Por lo pronto, vamos a ver si Elgg funciona de la manera esperada, pues de eso dependen otras cosas.  :D

Dato curioso:  Cuando terminé de escribir este post, traté de rastrear un post de George Siemens sobre su interés en usar Elgg como parte de un curso abierto, y me encontré este post (sí, de ayer) en el que amplía el argumento que estoy haciendo aquí a favor de Elgg (o en general, de las plataformas de redes sociales) como articulador de un programa completo.  Encuentro interesante (y auto-halagadora) la sintonía, pues vengo pensando en esto desde hace algunos meses, y ya estoy bastante ansioso por empezar a trabajar en ello.

Me gustó algo que George decía, que ilustra bastante bien la relación entre cosas plataformas como Moodle y plataformas como Elgg:

"...social spaces have a permanence that courses do not. If you're completing a degree at University of Manitoba, classes and courses are held all over campus and locations fluctuate from term to term. But the gathering places for studying and for interacting with friends are more permanent: libraries, pub, eating areas, student commons. In this sense, at AU, the Landing is to Moodle as social spaces are to courses in a typical university.

Mi traducción, con algo de edición para hacerlo más general:

 

"...los espacios sociales tienen una permanencia que los cursos no tienen.  Si usted está estudiando un programa en una universidad [presencial], las clases y cursos se llevan a cabo en todo el campus y las locaciones fluctúan de semestre a semestre. Pero los lugares de encuentro para estudio y para interacción con amigos son más permanentes: bibliotecas, bares, cafeterías, zonas de comida, espacios de estudiantes.  En este sentido, la [plataforma de red social] es a Moodle lo que los espacios sociales son a los cursos en una universidad típica.

 

Por eso (entre muchas otras razones) se vuelve importante integrar este tipo de alternativas en un programa completo.

Y ahora, a seguir trabajando.

Creative Commons License: Attribution, Share-AlikeA excepción de que se indique lo contrario, este contenido está publicado bajo una licencia Creative Commons.

Yo, nosotros y la red: Un taller sobre Ambientes Personales de Aprendizaje y Redes Sociales

Estoy del cuello, pero hay cosas que vale la pena mencionar cuando ocurren...  Con eso dicho...

El viernes pasado realicé en la Universidad EAFIT un taller dirigido a docentes de esa institución, como parte de un muy interesante proyecto llamado "Currículo Vivo".  Vale la pena decir que desde hace unas semanas hago parte del equipo de la Línea de I+D en Informática Educativa de EAFIT, liderado por Claudia Zea, y que este taller fue diseñado como parte de una serie de talleres que buscan acompañar a los docentes de EAFIT en una reflexión sobre el aprendizaje (propio y de sus estudiantes, diría yo) y sobre las metodologías y tecnologías utilizadas en el aula.

No es mi primera aproximación a esto.  Buena parte del tiempo que estuve en la Universidad de los Andes estuve dedicado a una interacción directa con docentes de todo nivel, jugando el papel de diseñador instruccional (y muchos otros), y luego en el Ministerio de Educación me acerqué al mismo problema, pero desde otra perspectiva.  Parte de ese acercamiento se concretó en el diseño de algunas de las estrategias de formación docente que lideramos desde allí, el apoyo que presté a Alvaro Galvis en el diseño del curso de un curso llamado Dicovia, y por supuesto, en el diseño de los talleres EduCamp.

Diría que esa experiencia me ha dejado con algunas (grandes) inquietudes abiertas.  Por ejemplo, el enfoque con el que usualmente me he acercado a la discusión de los temas de tecnología con docentes está anclado en lo pedagógico.  Pero, ¡sorpresa!, lo pedagógico, para muchos docentes, es un tema completamente ajeno.   Puedo estar siendo injusto pero en mi experiencia, el problema para muchos docentes  es mucho más pragmático.  Al menos en Educación Superior, los cursos son apenas una parte de otro montón de ocupaciones (algunas de ellas más apremiantes), tanto para profesores de planta como de cátedra.

Esto no desconoce que muchos docentes estén en un proceso de experimentación constante, buscando las mejores maneras de hacer sus cursos, pero esta búsqueda en pocos casos está orientada por alguna teoría o enfoque específico.   Un observador informado puede reconocer rasgos conductistas, cognitivistas o constructivistas (incluso conectivistas) en muchas prácticas, pero la práctica en sí misma no suele estar determinada por tales enfoques.

Así que, ¿cómo acercarse a docentes que probablemente han escuchado una y otra vez que sus clases "deberían" ser de tal o cual forma, o que tienen que estar "al ritmo" de sus estudiantes, y para quienes lo pedagógico no es un problema apremiante?  Pienso que la pregunta es válida porque, para bien o para mal, las justificaciones que solemos ofrecer para el uso de la tecnología suelen ser completamente amenazantes ("si no cambiamos, nos cambian", "en estos días, quedarse quieto es retroceder", "el futuro será de quienes tengan tales o cuales competencias", etc.).  Y como John Medina indica, un cerebro estresado no puede aprender bien.

Con todo eso en mente, y aprovechando la reciente presentación que hice sobre el rol del tutor virtual, terminé definiendo poco a poco algunas líneas de trabajo para este taller.  Para empezar, decidí utilizar como organizador general las ideas de Nancy White sobre lo individual, lo grupal y la red como parte de un continuo en el que estamos transitando todo el tiempo, y desarrollarlas como excusas para hacer un reconocimiento del entorno de cada participante, que a su vez sería un insumo para pensar en cómo utilizar la tecnología.

Con la ayuda de Patricia Toro, Mónica González y Alejandra Montoya, logré definir más o menos tres grandes momentos para este taller, que representa un nuevo experimento de acercamiento a la tecnología y que, creo, constituye un elemento que mejora notablemente la actividad realizada durante los EduCamp (a pesar de no ser aún parte integral de ellos).

¿Qué hice, entonces?  Primera parte: el individuo como "unidad de estudio", usando como excusa el ejercicio que realicé en los primeros 12 minutos de mi reciente presentación sobre el rol del tutor virtual.   Esa historia, que permite no sólo identificación de parte de los participantes sino incluso algo de humor, sirve como justificación para definir el concepto de Ambiente Personal de Aprendizaje (Personal Learning Environment - PLE-), e invitar a cada persona a caracterizarlo.  Exactamente lo que hacemos en los EduCamp, pero con una justificación un poco más tangible.  Luego, hay un ejercicio grupal de lectura e interpretación de los PLE de otras personas.  Algo muy importante aquí es que la historia ayuda a ver que de lo que estamos hablando es de un cambio en el entorno del cual todos hacemos parte, y de oportunidades que podemos usar para encontrar nuevos campos de acción, en lugar de una amenaza que tenemos que tolerar a nuestro pesar.

Segunda parte: Los grupos y comunidades, hablando acerca de cómo el sistema educativo genera agrupaciones arbitrarias alrededor de temáticas específicas, y cómo estas agrupaciones son en realidad una intersección (o no) de los PLE de todos los involucrados.  La idea aquí es intentar caracterizar la red más frecuente que se conforma en el salón de clase de cada participante.  Para ello, usé como ejemplo cómo eran mis clases hasta 2005 (esencialmente magistrales, así hubiese ejercicios y un intento deliberado de mi parte por hacerlo más "participativo").

En este punto, cada participante intenta hacer visible en una hoja los elementos que hacen parte de esta "red de aprendizaje", señalando participantes y recursos (esto es, nodos) y las conexiones de interacción/comunicación que se generan entre ellos, mediante el dibujo de líneas en una hoja de papel.

¿Por qué las hojas?  Porque pienso que es importante que el ejercicio sea muy concreto, y que le permita a los participantes obtener una nueva mirada sobre lo que viven día a día, en este caso mediante la representación de una red.  Como en en caso anterior, luego del ejercicio de reconocimiento hay una discusión con los demás participantes.

Tercera parte: La red como medio para enriquecer los espacios reconocidos en los momentos anteriores.  Aquí usé como historia lo que he venido haciendo en ELRN y GRYC.  ¿Por qué?  Porque a pesar de la infraestructura que respalda a estos cursos, al final tienen un uso limitado de herramientas web (lo cual resulta menos intimidante, de entrada), y dan predominancia a los blogs como medio de expresión (no es una feria de herramientas, sino que el aprendizaje de cada persona es lo más crítico).   Lo que hice fue mostrar la intención detrás de estos cursos, y mostrar el grafo social de comentarios que se generó en GRYC.

Con eso, los participantes abordan dos formas de usar la red, o mejor, las herramientas que dan acceso a esos colectivos de personas (las mismas que exploramos en los EduCamp).  Por un lado, las herramientas pueden ser usadas para ampliar el Ambiente Personal de Aprendizaje de cada persona, en función de sus intereses, y por otro lado, pueden ser usadas para mejorar las redes de aprendizaje que existen en cada aula.  ¿Es indispensable hablar de conectivismo para introducir todas estas ideas?  Pienso que no. Basta con ofrecer herramientas concretas cuya utilidad pueda ser reconocida rápidamente, y formas de hacer que puedan ser emuladas.

Los participantes dibujaban, entonces, aquellas cosas que podrían ampliar su PLE, así como las nuevas relaciones que les gustaría estimular en sus aulas.  Esto, en color rojo, de manera que los cambios deseados fuesen muy evidentes.  Luego, finalmente, era hora de pensar en la tecnología.

A partir de la hoja de herramientas original del EduCamp, elaboré un conjunto de tarjetas mucho más atractivas (digo yo), que sirven para que los participantes, trabajando en grupos, imaginen qué herramientas podrían ayudarles a volver realidad los sueños que expresaron tanto en su PLE como en su red de aula (en la línea de lo que se hace en el Social Media Game, pero sin que sea un juego en el sentido estricto de la palabra).  Aquí también hay un reconocimiento de qué cosas no eran conocidas, que de hecho nos servirá para orientar la oferta de nuevos talleres.

Para pasar de un momento a otro en el taller, use "pausas comerciales", que a mi juicio ayudaban a hacer más amable el encuentro y nos ofrecían excusas para nuevas conversaciones.   Durante las actividades individuales y grupales, usé como música de fondo a Kutiman, tal como lo hice durante el EduCafé del año anterior.

El taller tomó en total entre 2.5 y 3 horas.  Si hubiésemos tenido más tiempo (y otra infraestructura), luego de la última actividad vendría el aprendizaje por pares del EduCamp.  Este taller, de hecho, es un puente que hace más efectiva, más enfocada (y yo esperaría, menos abrumadora), la exploración que hacemos allí.  El tiempo para estas actividades podría ser menor, de hecho, y eso ayudaría a que encajen mejor en toda la estructura del EduCamp.

Y ahora sí, aquí están los materiales que utilicé durante el taller.  Los he adaptado para que sean más generales (y utilizables en el EduCamp), pero existen versiones "personalizadas" para los docentes de EAFIT, los primeros que nos ayudaron en este experimento.

Primero, la presentación de apoyo a toda la sesión:

Segundo, las tarjetas de herramientas:

EduCamp - Tarjetas Herramientas










Algunas fotografías de las sesiones que tuvimos, y de las redes de aula que los participantes dibujaron:


Created with Admarket's flickrSLiDR.

Pienso que este fue un buen primer inicio para este proceso.  Ya veremos si el cambio de enfoque en realidad sirve para empezar a generar cambios, así sea pequeños, en la experiencia de aula de los participantes.  Después de todo este tiempo, creo que estoy aceptando finalmente que el proceso toma mucho más tiempo del que yo quisiera, y que nuestro contexto, por muchas razones, no es comparable con el existente en otros lugares.

El reto es seguir intentando generar nuevas formas de ver el mundo, que mejoren lo que hemos hecho en el pasado.  Demostrar otras formas (concretas) de hacer, que vuelvan tangible el discurso.  Sigo pensando que allí es donde puede haber una verdadera diferencia.  Sin duda hay un montón de cosas por mejorar, pero creo que fue un buen comienzo.

No está de más decir, para terminar, que estoy inmensamente agradecido a Nancy White por sus ideas, pues al final fueron ellas las que me permitieron encontrar una narrativa adecuada para este taller.

La línea de informática educativa de la Universidad EAFIT publicó en su blog un relato de lo que ocurrió en este taller.  Puede dar una mirada complementaria a lo descrito aquí

Creative Commons License: Attribution, Share-AlikeA excepción de que se indique lo contrario, este contenido está publicado bajo una licencia Creative Commons.

La tecnología detrás de GRYC

El año pasado, un par de semanas después de que empezó ELRN, escribí un post en el que hablaba acerca de la tecnología que estaba detrás del curso.  La idea no es repetir aquí lo mismo que dije allá, así que puede ser una buena idea leer ese post antes de continuar aquí, pues este post corresponde más a una actualización del asunto.

El esquema de tecnología que está detrás del GRYC es, esencialmente, el mismo de ELRN.  Por supuesto, ha pasado algún tiempo que me ha permitido aprender un poco más de algunas herramientas, y algunos procesos de mantenimiento ya no me toman tanto tiempo.  Pero como hay en GRYC algunas personas que han estado en CCK08 y CCK09, creo prudente explicar un poco qué cosas diferencian a la tecnología de este curso de aquella que Stephen ha puesto al servicio de CCK.

Un primer aspecto a tener en cuenta es que, para el caso de GRYC, todos los servicios que son utilizados para compilar y procesar la información de los participantes son públicos y permiten un uso gratuito.  En el caso de CCK, Stephen construyó sobre la funcionalidad de su Grsshopper para facilitar la compilación y republicación de información de los participantes en el curso.  Obviamente, esto hace que la de CCK sea una solución más "a la medida" de las necesidades, y que existan cosas interesantes que yo no puedo hacer.   No obstante, en la medida en que los servicios que estoy usando son públicos, mi esquema es potencialmente replicable por cualquier persona, y no requiere ningún tipo de alojamiento propio para que funcione.  Esa fue una de las intenciones que marcaron mi aproximación a la puesta a punto de la tecnología del curso, que de manera esquemática se ve de la siguiente manera:

 

Otra clara intención fue ofrecer diversidad de posibilidades de acceso a la información, para que cada persona utilizara aquellos más cercanos a su práctica cotidiana.  De allí las diversas opciones de suscripción al contenido del curso (RSS, correo electrónico, Twitter).   Lo bueno es que esta complejidad es bastante transparente para los participantes, quienes envían y reciben información usando un blog, un wiki, diigo y su correo electrónico.  Eso es lo mínimo que se requiere, así que en realidad no hay una saturación de herramientas (digo yo).

Pero bueno, hora de entrar en materia.  En comparación con lo que hice en ELRN, aquí hay algo nuevo, que trata de resolver una pregunta que me hice en ese entonces:  ¿Cómo hacer seguimiento a los comentarios que van surgiendo en los blogs?  Para resolver esto, empecé usando un pipe que usa la información del formulario de inscripción, y que mediante regex intenta cambiar los feeds registrados para las entradas por los feeds de comentarios de cada blog.  Esto es algo limitado pues, por ejemplo, no pude encontrar en wordpress feeds específicos para una categoría determinada, lo cual hace que ese pipe termine compilando todos los comentarios de un blog de wordpress (sin importar que hagan parte o no de posts del curso), y me obliga a tratar de manera individual a otras plataformas... Poco razonable...

Así que hoy encontré otra opción:  Usar el feed RSS de entradas de blogs (que es generado por este pipe) como insumo para un nuevo pipe, que procesa cada post e identifica de manera automática el feed de los comentarios correspondiente, para luego obtener el contenido de cada feed y generar un único feed de comentarios.  Por lo pronto, parece funcionar, pero algo me dice que van a aparecer problemas eventualmente, por razones que escapan a mi control... Por ejemplo, posterous no cuenta con feeds de comentarios, y algo similar puede ocurrir con otras personas que escriben desde otras plataformas (como joomla o drupal, por ejemplo). Eso quiere decir que habrá comentarios que pueden quedarse por fuera, lo que dificulta un poco hacer otras cosas que tengo en mente...

Lo malo de este enfoque es que no encontré una manera de recuperar el título del post, para incluirlo dentro del título del comentario que genero.  Sólo logré obtener el enlace al post, así que no se ve tan bien como yo quisiera.  Ni modo.

Eso por un lado.  Por otro lado, a partir de las ideas de Tony Hirst, me dije hace un par de días que tal vez podía utilizar la información de ubicación del formulario de inscripción del curso (ciudad y país) para generar de manera automática un mapa con la ubicación de todos los participantes.  Con eso en mente, me puse a experimentar con Pipes, en donde tuve que resolver algunos detalles con los que Tony no se encontró.

El módulo Location Extractor de Pipes funciona de manera algo errática, y obviamente en inglés, así que tuve que cambiar "España" por "Spain", por ejemplo, así como algunas tildes en diversas ciudades reportadas por los participantes.  Cambié uno por uno los registros de inscripción (lo que me mostró que para la próxima es importante separar el campo "país" del campo "ciudad", lo que no hice en esta ocasión), y al final terminé usando el módulo Location Builder dentro de un iterador para generar los datos de geolocalización.

Además de eso, una pequeña manipulación de texto para incluir junto al nombre de cada persona su ocupación (que también es obtenida en el formulario).   Tal como lo demostraba Tony, al final exporté el resultado del pipe en formato KML (Sip, Pipes exporta Keyhole Markup Language) y lo incluí dentro de Google Maps, para lograr un resultado que me dejó MUY contento (note que en México, Argentina y España hay varios globos!):


View Larger Map

Entonces, a partir de una hoja de cálculo de Google Docs, estoy generando de manera automática un mapa con la ubicación de todos los participantes del curso, que además se actualiza cuando alguien nuevo se inscribe, sin que yo tenga que intervenir.

Fantástico.

Pensando en las cosas que no funcionan como en CCK, estoy haciendo algunas pruebas para incluir dentro del Diario de GRYC los twits relacionados con el curso, que incluyan la palabra GRYC y estén escritos en español.  El asunto se ve prometedor, pero necesito algo más de tiempo para probarlo con el contenido que sea generado por el curso.

Por último, durante ELRN sentí la falta de un mecanismo (adicional al correo electrónico) que me permitiera notificar de asuntos importantes a los participantes.  Así que creé un blog en posterous, que también es compilado en el Diario de GRYC.  Ahora, para que sea funcional, será necesario que los posts que se escriban allí se publiquen poco antes de la hora de envío programada en Feedburner, para que esos mensajes "administrativos" queden de primeros en el correo.

¿Qué otra cosa? La limpieza y verificación de feeds, y el contacto por correo con todos los inscritos, me llevó alrededor de cinco horas.  Pienso que este tiempo podría reducirse sustancialmente si se contara con una sesión presencial dedicada exclusivamente a lo tecnológico, y al aprendizaje de las ideas detrás de RSS.  En todo caso, en esta ocasión tenía mucho más claro cómo ajustar cada feed, y de hecho muchos más participantes registraron la información de manera adecuada, en comparación con lo que viví en ELRN.

Uno siempre podría decir que la vida sería más sencilla si simplemente usara un LMS.  Y me temo que eso es cierto.  No obstante, hay todo un asunto de control de la información por parte de cada participante y de demostración de cómo articular la tecnología para facilitar el seguimiento a un entorno desestructurado y distribuido, que me parece no sólo importante, sino muy interesante.  En ese sentido, diría que todo esto es un ejemplo demostrativo, de hecho.

Ejemplo que, de hecho, tiene unas consecuencias MUY interesantes cuando empieza a pensarse en mayor escala.  Por ejemplo, ¿qué significaría que un esquema como este fuera implementado a nivel de un programa académico completo?  ¿Qué cambia no sólo en términos tecnológicos, sino pedagógicos?  Para mi, esa todavía es una atractiva pregunta que, de hecho, lleva a otro nivel mi aproximación a la Educación Abierta, y que parece que voy a tener la oportunidad de explorar en más detalle en el futuro próximo..  :D

Por lo pronto, esos son los mayores cambios que he realizado a la tecnología detrás del curso.  La mayoría de ellos tras bambalinas, pero buscando facilitar un poco más la eventual replicación de este tipo de esquema.  Sin duda, todavía se puede mejorar mucho más en este sentido pero, considerando que esta es apenas mi segunda vez poniendo a prueba todo este esquema, creo que el resultado se vuelve interesante y empieza a mostrar posibilidades con un increíble potencial.

Si usted llegó hasta el final de este post, muchas gracias!  Este es uno de esos posts un tanto técnicos y, en consecuencia, algo hostiles para muchos de nosotros. ;)

Creative Commons License: Attribution, Share-AlikeA excepción de que se indique lo contrario, este contenido está publicado bajo una licencia Creative Commons.