¿Por qué no escribo?

Después de estar ausente durante meses, no puedo evitar reflexionar acerca de cuáles son las razones reales por las cuales no escribo tanto como podría. Encuentro útil el ejercicio porque, por simple inducción, las razones que me detienen a mi podrían estar deteniendo a muchas otras personas, así que si hago consciente mi proceso, es posible que pueda encontrar estrategias para que otros empiecen a escribir.

Entonces, ¿por qué no escribo? Varias razones vienen a mi mente:

  1. No tengo tiempo: Esta es una excusa que uso no sólo para no escribir, sino para no hacer un montón de actividades que quisiera hacer. Ahora, en muchas ocasiones esta ha sido una limitación real, pero en muchas otras responde simplemente a una falta de disciplina. Definitivamente, no es la causa más importante.
  2. Me da "cosa" escribir: Este es un punto muy importante, a mi juicio. Es evidente que pertenezco a una generación que da mucho valor a la palabra escrita (lo kual eksplica pq no soy kapaz de eskribir cm eskriben muchos de nuestros jóvenes). Por eso el cuidado excesivo con la ortografía, por ejemplo. El lío es que eso tiene una consecuencia directa: Un texto que yo escriba (así sea un humilde post en un blog) debe tener un mínimo de características, una de las cuales es desarrollar ideas completas con un cierto nivel de profundidad.

    En términos prácticos, lo que esto significa es que me cuesta mucho trabajo escribir artículos sencillos, que simplemente presenten una idea sencilla. Incluso este post es un excelente ejemplo de ello. Ahora, a pesar de que estoy convencido de la importancia de escribir de esta manera, me inquieta que un lenguaje demasiado elaborado tenga como efecto alejar a muchos posibles lectores. Sin embargo, prima más el poder expresar bien lo que quiero expresar, y defender en alguna medida a nuestro maltratado idioma.
  3. No tengo nada que decir: A pesar de tener opiniones respecto a mil temas, me cuesta trabajo ponerlas por escrito. ¿Por qué? Siento que hay un problema cultural de fondo. Una parte de mi programación que no está acostumbrada a exponer en público opiniones que podrían resultar controversiales. Pareciera que lo que hay de fondo es algo de recelo frente a la confrontación y la controversia. Hmmmm....
  4. Escribir es una actividad no laboral: Continuamente me pregunto cómo hace alguien como Stephen Downes para mantener el nivel de presencia en línea que tiene. Esa fue una de las preguntas que le hice cuando estuvimos juntos en Bogotá, y me decía que mantener su blog, OLDaily y EduRSS no le tomaba más de media hora al día, mientras desayunaba. Pero poco a poco he ido descubriendo que para mi no es una posibilidad bloguear mientras estoy trabajando. Es como si bloguear fuera otra forma de entretenimiento y, como todos sabemos, mientras trabajamos se supone que no debemos entretenernos.
    Esta última idea me gusta mucho, pues siento que toca los verdaderos problemas de fondo...

Dejando por lo pronto esas cuatro razones, me decía hoy que posiblemente la lógica que hasta ahora estoy empezando a descubrir es que cuando yo blogueo, estoy haciendo en realidad algo relacionado con mi trabajo. Y es así. En la medida en que pueda poner por escrito las ideas que van surgiendo, se hace más sencillo compartirlas con otros y, por ende, recibir feedback acerca del trabajo que realizo.

En esa medida, los documentos que leo o las reuniones a las que asisto, son fuentes potenciales de información para mis blogs. Obviamente, depende de mi el decidir qué es publicable y qué no, pero lo cierto es que encuentro que es importante que empecemos a ver la presencia en línea como otra forma de desarrollar nuestro trabajo. Si somos profesores, hablar acerca de lo que encontramos en la red y de lo que experimentamos en nuestra práctica puede enriquecer tanto a nuestros estudiantes como a otros profesores. Al escribir estamos abriendo camino. Escribir permanentemente debe ser un componente indispensable del trabajo que desarrollamos.

Me gusta esta explicación, en especial porque me está ayudando a escribir un poco más. Por supuesto, tendremos que ver cuánto dura el impulso. Lo cierto es que si logré identificar la razón adecuada, es posible que en mi interior ya haya hecho el "click" necesario para redefinir mi relación con mis blogs. Ya veremos...

Otra cosa que debo aprender es que no todo artículo requiere una elaboración taaaaaaaan extensa como la que acabo de hacer. :)) Debo tener eso en mente.


Sobre el autor

Soy Diego Leal .

©2016 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?