Historia de un plagio (que no existió)…

En Octubre de 2009, como quedó registrado aquí, publiqué una traducción al Español de la versión 4.0 de Did you know?:

Y hace un rato, encontré un mensaje en el que aparecía enlazada otra versión del mismo video:

En este mensaje, el autor del segundo video (Arturo Catalán) me solicitaba, con alguna preocupación, que incluyera de manera adecuada el derecho de autor de traducción (el video está publicado bajo una licencia CC BY-NC-SA), pues desde su perspectiva yo estaba ignorando el trabajo que él había realizado para completar esa traducción.

Esta curiosa situación (quienes me conocen saben que trato de ser bastante cuidadoso con el asunto del reconocimiento), me llevó a ponerme el sombrero de investigador, con lupa y todo.

Hechos interesantes:

  • El primer video (llamémoslo A) fue publicado en YouTube el día 21 de Octubre de 2009, y enlazado en un post de ese mismo día, en Posterous. 
  • El segundo video (llamémoslo B) fue publicado en YouTube el día 26 de Octubre de 2009, y enlazado en un post de ese mismo día, en el blog del autor.
  • La fecha de una entrada de un blog puede ser alterada, así que en realidad no vale como "prueba".  Sin embargo (hasta dónde se) al publicar información en YouTube, el usuario no tiene control sobre la fecha de publicación, así que esta sí puede ser usada como referencia objetiva.  
  • La revisión de los primeros segundos de cada video arroja algunos datos contundentes:
    • En el video A (00:03) se utiliza permanentemente la tercera persona del singular, mientras en el B (00:01) se usa la segunda persona del singular.
    • La calidad (en términos de resolución) del video A es mayor que la del video B.  Los tipos de letra también son diferentes.
    • El video A traduce "Americans" (en el original, 00:26) como "estadounidenses".  El video B (00:35) usa la traducción "Norteamericanos".
    • Y así podríamos continuar....

Los hechos (y los casi dos días que pasé traduciendo el video mientras aprendía a usar Keynote), indican que:

  • Hay una confusión aquí.
  • El video A no está incumpliendo ningún derecho de autor de traducción, pues es una traducción original.
  • El video A fue publicado cinco días antes (21 de Octubre) que el video B (26 de Octubre).  Esto hace imposible que A esté basado en B, pero lo contrario sí podría (podría, no es) ser cierto.
  • Existen claras diferencias entre las dos traducciones (no sólo en aspecto visual, sino en palabras y expresiones utilizadas).

Puede concluirse que:

  • Estamos ante un caso de traducción en paralelo, gracias a que los archivos originales de Keynote estaban disponibles en el wiki del video.
  • No hay "plagio" de ninguna de las partes, ni se está irrespetando ningún derecho de autor.

Toda la situación, además, me hace pensar en la importancia de hacer una revisión cuidadosa cuando se sugiere la existencia de violaciones al derecho de autor.  Y en todo caso, hace que me pregunte qué significa un plagio en este caso.  Es claro que una traducción agrega una capa adicional de reconocimiento, en la medida en que genera una obra derivada, y que tal reconocimiento debería ser tenido en cuenta, dada la viralidad de la licencia.   Lo que no logro imaginar es qué ocurre cuando sí hay plagio.  ¿Quién demandaría? ¿El autor original o el traductor?

Curiosa situación...

Permalink | Leave a comment  »

Sobre el autor

Soy Diego Leal . Quiero entender cómo funciona el mundo y ayudar a otros a hacerlo. Para ello trabajo en el diseño e implementación de experiencias de aprendizaje en red con uso de tecnología, que nos den pistas sobre cómo podemos aprovechar el potencial de los recursos con los que contamos para mejorar nuestro entorno. Me sorprende lo poco que sabemos y lo mucho que creemos saber.

©2017 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?