Campamento Digital TESO 2014

Hace tres semanas, más de 1200 docentes y directivos del municipio de Itagüí se encontraron en la Universidad EAFIT con un equipo de casi 100 personas, quienes los acompañaron en una experiencia de aprendizaje de dos mañanas de duración.

El Campamento Digital TESO empezó a finales de Abril como una idea que estaba llena de desafíos.  Una de ellas, las limitaciones de espacio físico, las cuales nos llevaron a definir una agenda distribuida en alrededor de 40 aulas, con una programación tan diversa como la población de docentes de Itagüí.  Diseñamos el Campamento para que incluyera desde talleres de herramientas específicas hasta charlas de ‘ampliación de la mirada’, pasando por mesas de conversación y espacios en los que algunos docentes del municipio compartían sus experiencias de aula (los llamamos ‘maestros que inspiran’).

Con la idea y el diseño inicial, el asunto empezó a volverse tangible poco a poco.  Los líderes y el equipo de las distintas áreas del Plan TESO empezaron a identificar a quienes estarían a cargo de los distintos talleres y espacios de conversación. Identificamos docentes con experiencias para compartir (muchas de las cuales tuvieron un primer espacio de presentación en el Encuentro TESO del año pasado), convocamos a algunos de nuestros expertos para que realizaran charlas sobre temas como transmedia educativa y pensamiento computacional, y muchos otros estuvieron al frente de talleres de todo tipo: desde el uso básico de herramientas ofimáticas hasta el aprovechamiento de lenguajes audiovisuales, pasando por software como Scratch, por ejemplo.

Los participantes tuvieron la oportunidad de inscribirse previamente a los eventos de su interés, lo que hizo necesario un esfuerzo importante de ingeniería.  Esfuerzo que permitió, incluso, que cada una de las escarapelas de identificación llevaran impreso un código QR que le permitía a cualquier persona confirmar los eventos en los cuales se encontraba inscrito. Un desafío logístico enorme, lleno de cosas que no habíamos hecho antes, de las que aprendimos mucho como equipo.

De mi parte, tuve a cargo coordinar una serie de mesas de conversación sobre tres temas: Motivación, evaluación y autonomía. La idea era identificar tanto problemas como soluciones tangibles de solución frente a estos temas, que son MUY recurrentes. El diseño preliminar de la actividad que realizamos quedó documentado aquí.

Algunas imágenes de lo que surgió en las mesas:

El resultado del Campamento fue muy, muy positivo. Si bien se aleja un poco del tipo de configuraciones que más me gusta utilizar, lo cierto es que funcionó muy bien con una población tan heterogénea como la que tenemos.  Sobre todo, fue una experiencia buena para la gran mayoría de asistentes, aunque me quedo pensando en que una de las cosas que más destacaban era el buen trato que habían recibido de todo el equipo y la organización del evento.  Lo cual es curioso porque, en especial el buen trato, es algo que tendría que ser un punto de partida no negociable.  No sé si eso habla bien de nosotros, o muy mal de otras experiencias de asesoría y formación.

Lo del buen trato es clave porque se traduce en otro tipo de afirmaciones. “Me gustó que no me estigmatizaran por no saber sobre la tecnología” es una de las frases que más llamó mi atención.  Definitivamente, el acercamiento a las poblaciones docentes no puede ser beligerante, sino constructivo. Como lo he visto una y otra vez desde que los EduCamp empezaron, un docente que siente que está bien NO saber tiene la puerta abierta para empezar a aprender. El gran reto de las experiencias de formación es modelar de manera clara esta idea, de manera que pueda ser comunicada a su vez a los estudiantes con los que los docentes interactúan.

Algo que aprendí (o recordé?) durante el Campamento es que los sueños imposibles pueden ser unos fabulosos catalizadores para cohesionar equipos de trabajo. Así que esta entrada es, en realidad, una oportunidad para destacar el estupendo trabajo que todo el equipo del Plan Digital TESO realizó durante la preparación y realización del Campamento.  Juntos hicimos posible que más de 1200 personas tuvieran una experiencia positiva de aprendizaje. El reto, como siempre, es mantener, mejorar y enriquecer esas experiencias.

 

  • Ageleo Justiniano

    Felicitaciones por la ingeniosa idea de generar propuestas de soluciones a problemáticas sociales, con saberes colectivos.

    • Diego Leal

      Gracias! Estoy convencido de que es la única forma en la que se puede avanzar en la discusión. :)