Mi entrevista en EducaRed Argentina

ADVERTENCIA: Si es su primera vez por aqu铆, no olvide que al igual que cualquier persona, puedo estar equivocado. Consuma con precauci贸n. 馃檪

En Noviembre del a帽o anterior, tuve la feliz oportunidad de visitar por primera vez Buenos Aires, por invitaci贸n del Espacio Fundaci贸n Telef贸nica de Argentina. La invitaci贸n incluy贸 una charla dirigida a docentes, algunas reuniones con el equipo de la Fundaci贸n y una (inesperada) entrevista en video. 聽Aunque esta entrevista fue editada y publicada hace varias semanas, no la 聽hab铆a rese帽ado aqu铆:

No estoy del todo conforme con el resultado, pues no conoc铆a las preguntas de antemano y eso hizo que mis respuestas fueran algo vacilantes. Para completar, en la edici贸n no quedan las preguntas, as铆 que por momentos siento que estoy hablando por hablar. 聽Pero bueno, no soy un observador objetivo. En cualquier caso, ojal谩 estas ideas sean de utilidad para alguien.聽馃檪

Una constante de la visita fueron las enriquecedoras conversaciones que tuve, muchas de ellas en los acogedores caf茅s de la ciudad.聽Aprovech茅 para hacer algo de turismo, para reencontrarme con algunas personas (M贸nica Trech, Alejandro Piscitelli) y para ‘desvirtualizar’ a algunas otras (entre ellas Vera Rex, Gabriela Sellart, Claudia Ceraso, Silvia Andreoli y Carolina Gruffat).

No puedo dejar de decir que el d铆a de esta entrevista tambi茅n estuve reunido con el equipo de educaci贸n de la Fundaci贸n Telef贸nica, con quienes tuve una charla no s贸lo interesante sino muy estimulante acerca de lo que estamos haciendo en Uruguay con ArTIC. 聽En medio de la charla asomaron la cabeza ideas y recomendaciones sobre el dise帽o de este tipo de experiencias, el valor de enfocarse en lo actitudinal y sobre los efectos y observaciones que hemos ido realizando poco a poco. 聽Una conversaci贸n en la que, me temo, mis intervenciones apuntaban hacia todas partes!

De esa conversaci贸n, en particular, recuerdo algo que me sorpendi贸 y me dej贸 con grandes dudas. 聽Me agradec铆an por ser tan generoso con lo que 聽s茅 y por compartir de la manera en que lo hice pues, seg煤n me dec铆an, es raro que un consultor (lo que se supone que soy) cuente tanto acerca del ‘detr谩s de c谩maras’ de lo que hace (supongo que por razones competitivas). Lo cierto es que esto me dej贸 pensando pues no suelo editar mucho las cosas que digo. 聽Por el contrario, me temo que con mucha frecuencia no se cu谩ndo es el momento de callar. Y en todo caso, 驴compartir no se trata justamente de eso?

Parece ser, a juzgar por lo que escuch茅, que este es otro 谩mbito en donde el discurso no est谩 en sinton铆a con la pr谩ctica. 聽Y eso me inquieta bastante porque, aunque se ha vuelto natural para mi el escuchar acerca de las ventajas y la importancia de compartir el conocimiento, bien podr铆a ser que la l贸gica de muchos sea “compartir despu茅s de tener firmado el contrato”. 聽Exactamente lo mismo que he visto en tantas instituciones educativas en el pasado. Y lo mismo que he percibido en algunos consultores que he conocido en estos a帽os.

驴Es esto ‘malo’? No necesariamente. 聽Despu茅s de todo, hay que comer, no? El asunto, al menos para mi caso personal, es que las cosas que hago se alimentan en gran medida de lo que muchos otros hacen y comparten de manera abierta y permanente. 聽Si bien es cierto que esto puede generar dudas econ贸micas (y esa es otra historia), lo cierto es que lo que est谩 en juego es el etos de toda una comunidad de la cual yo me siento parte. 聽Lo que mis interlocutores llamaban “generosidad”, es el etos de esa comunidad y, en consecuencia, se convierte en la forma normal en la cual ‘opero’. Actuar diferente me pondr铆a en contradicci贸n con mi propio discurso. 聽Y esa incoherencia es algo en lo que no soy capaz de entrar.

Una vez m谩s, volvemos al asunto de la coherencia y de ser “el cambio que queremos ver en el mundo”. 聽Stephen me dec铆a hace a帽os, en relaci贸n con los temas de protecci贸n a la propiedad intelectual, algo que me marc贸: “para m铆 es suficiente ver mis ideas reflejadas en el mundo”. 聽Es obvio que tal afirmaci贸n depende del momento vital y profesional en el cual uno se encuentra (y no puedo negar que a veces me molesta que algunas personas usen mis ideas sin siquiera indicar de d贸nde las sacaron) pero lo cierto es que, s贸lo compartiendo de manera amplia mis ideas (sean buenas o no tan buenas) se tiene un impacto en el mundo, y se pueden mejorar las ideas propias. En lo personal, encuentro que nuestro entorno tiene tal necesidad de mejorar tantas cosas que no puedo condicionar el compartir mis ideas a tener un contrato firmado. 聽Simplemente no puedo. 驴Que eso genera a veces algo de tensi贸n econ贸mica? Puede ser. 聽Pero ser fiel al etos de la comunidad a la que decido pertenecer tiene mayor peso personal.

S贸lo me queda desear que eso que es interpretado como generosidad (aunque yo no lo veo as铆) pueda ser un rasgo que empiece a aparecer con m谩s frecuencia en nuestro entorno, pues buena falta nos hace. 聽Modelar ese comportamiento para nuevas generaciones de docentes y de estudiantes puede ser fundamental para construir un futuro diferente.

(Como algunos se preguntar谩n a qu茅 comunidad me refiero, es ese inspirador grupo de personas que incluye a Stephen Downes, David Wiley, Scott Leslie, George Siemens, Leigh Blackall, Alan Levine, D’arcy Norman, Nancy White, Brian Lamb, Alec Couros, Jim Groom y Gardner Campbell, entre muchos otros)

Sobre el autor

Soy Diego Leal . Quiero entender c贸mo funciona el mundo y ayudar a otros a hacerlo. Para ello trabajo en el dise帽o e implementaci贸n de experiencias de aprendizaje en red con uso de tecnolog铆a, que nos den pistas sobre c贸mo podemos aprovechar el potencial de los recursos con los que contamos para mejorar nuestro entorno. Me sorprende lo poco que sabemos y lo mucho que creemos saber.

漏2016 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio est谩n disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?