Virtual Educa Brasil 2007: Mi cierre

Estoy en medio de una carretera brasileña, camino hacia Rio de Janeiro. Me siento un tanto extraño de estar escribiendo mientras viajo en bus, pues no dejo de pensar que tal vez es síntoma de una terrible adicción al computador. Pero tengo algunos atenuantes para alegar: Primero, ya anocheció así que no es mucho lo que puedo ver hacia fuera; segundo, el bus no va muy lleno, y cada cual parece tan ocupado que no es muy fácil iniciar conversación con nadie; y tercero, tengo la necesidad de poner por escrito mis ideas a medida que van apareciendo. Si estuviera en otro país, con un buen celular y en línea, supongo que este sería un mobpost (nunca ha hecho uno de esos, por cierto)…

Pero en fin, lo que tengo en mente son las ideas e impresiones que me dejó Virtual Educa, en particular estos dos últimos día del evento. Debo confesar que fue gratamente sorpresivo asistir al Seminario de Objetos de Aprendizaje que coordinó de manera espectacular María Elena Chen. Fue muy interesante empezar a encontrar en otros países, finalmente, a personas que están procesando las mismas dudas que han empezado a rondarme. Es estimulante ver que, aunque no conozco muchas personas así en Colombia (simple desconocimiento, tal vez), en nuestros países hay quienes se están haciendo las preguntas que, a mi juicio, son verdaderamente importantes.

Debo decir también que me siento muy contento del efecto que produjo la presentación de OA que hice. Y muy orgulloso de ver que, cinco diapositivas que construí en 2005, y el incansable e invaluable trabajo del grupo que ha colaborado en hacer realidad dos de ellas, nos permiten mostrar un producto en construcción que tiene todo el sentido del mundo para los expertos que escucharon nuestros avances. Desde este rincón de la red, envío un gran agradecimiento a Gerardo, Andrés, Tatiana, Sergio, Edwin y Blessed. Sin la colaboración de ellos (y de todas las otras personas que participaron en el piloto de catalogación), no podría estar tan orgulloso en este momento. Por otro lado, creo que es más que necesario reconocer y agradecer el voto de confianza de personas como Claudia y María Victoria, quienes nos permitieron empezar a recorrer este camino, a veces con mucha preocupación por el tiempo que tomaban las cosas. Creo que el espacio propositivo que existe en el Ministerio ha sido clave para poder avanzar como lo hemos hecho.

Aún así, todavía queda todo por hacer. Y lo inquietante es que, a pesar de que la iniciativa OA tiene mucho sentido y mucho todavía por desarrollar, es indispensable que podamos enfocar nuestros esfuerzos a lo que, en mi opinión personal, tiene el potencial de transformar positivamente nuestras sociedades.

Dato curioso: Ya hay otro portátil encendido en el bus, al menos desde donde puedo ver. Qué interesante cómo ha cambiado el mundo.

Me siento afortunado de estar en el lugar en el que estoy en este momento. Pero a la vez un poco aterrado por la gran responsabilidad involucrada. Veo que podríamos hacer mucho menos, y tal vez estaría bien. De hecho, tal vez mucho menos es suficiente. Pero el ambiente de excelencia que se vive en el Ministerio, y mis propias neurosis, no me permitirían hacer menos. El gran problema es, cómo hacer todo lo que hay para hacer? Cómo lograr que avancemos de manera coordinada como sociedad? Siento que esa es una de las grandes lecciones que he aprendido en mi paso por el MEN: Hay muchas personas tratando de hacer y haciendo cosas muy interesantes, pero no saben mucho de lo que otros están haciendo, y tampoco lo están divulgando de la manera mas efectiva.

La dificultad en el flujo de información sigue siendo entonces un problema mayúsculo. Y tal vez soluciones tan sencillas como RSS son la respuesta para estar enterados de lo que está pasando. Pero para que el asunto funcione es indispensable que empecemos a escribir y a divulgar lo que hacemos. Si no, seguiremos suscritos a fuentes de información de otras zonas, igualmente interesantes, pero que no nos permiten coordinar nuestros esfuerzos.

Mi balance de Virtual Educa es muy positivo. Muchas cosas nuevas, muchas oportunidades que aparecen en el horizonte y que enriquecen lo que estamos haciendo.

Pero sobre todo, para mi, la fascinante oportunidad de reencontrarme con personas como Cesar Nunes, y de conocer a María Elena Chen, Fernando Gamboa y muchos otros con quienes podemos seguir trabajando para buscar masa crítica de cambio.

La carretera está bastante curva, así que me estoy mareando… Creo que ya fue suficiente por ahora. :D



©2015 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?