Virtual Educa Brasil 2007: Reflexiones 2

Algunos conferencistas se especializan en construir presentaciones que se convierten en compilaciones de referencias a autores, libros y videos populares. Descubrí hoy que algunas cosas NO se deben llevar a formato "presentación magistral". Por ejemplo, en una presentación de Educ.ar, el presentador mostraba el video de Michael Wesch (The Web is Us/ing Us), en un recuadro dentro de su presentación.

Qué observé? Que a pesar de ser video ("El video es más 'interactivo'! Usemos video!!"), este en particular tiene una carga de texto que obliga a leer con cuidado, lo cual no es tan sencillo en una conferencia magistral. Por otro lado, es bastante difícil leer texto en letra Courier muy pequeña dentro de un bloc de notas (si usted ya vio el video, sabe a qué me refiero). Para completar , el video estaba en inglés. Ni siquiera era la versión de DotSub, así que cualquier persona que no hable inglés, simplemente pasa 5 minutos escuchando la música del video y observando imágenes, pero sin comprender en realidad el poderoso mensaje que lleva. Adicionalmente, la disposición de la sala no ayudaba mucho que digamos (gracias a Gerardo por esta observación).

Está bien usar video (muchos conferencistas lo hacen con excelentes resultados: Lessig y Jenkins, por ejemplo), pero debe ser seleccionado analizando con cuidado cuál es el efecto que se pretende lograr al presentarlo, o cuáles son las reflexiones que se desea disparar.

Volviendo al asunto de las compilaciones de referencias, no es que esté mal. Pero encuentro que termina siendo lo mismo que escribir un artículo en el cual no hay un aporte propio: Es un esfuerzo académicamente aceptado, pero completamente inútil a mi juicio.

Por qué es tan difícil emitir opiniones propias? Por qué solemos repetir lo que otros dicen? Yo mismo lo hago. Hablo en ocasiones de lo que dicen Downes, Wiley, Jenkins, Lessig, etc. Y lo que yo digo? Y lo que yo pienso? Por momentos siento que allí está muy presente el asunto del consumo de información: Seguimos siendo consumidores de pensamientos innovadores/controversiales, pero no nos atrevemos a producirlos. Al menos no todos nosotros. Y volvemos otra vez al asunto de qué significa innovar...

Y eso sin hablar de los estragos que ocasiona la limitación idiomática…

He pensado en empezar a construir una compilación de lugares comunes que deberían convertirse en temas superados en cualquier conferencia. Por ejemplo: "La sociedad de la información y el conocimiento presenta retos a las instituciones educativas". O "La educación es un factor determinante para el desarrollo de una sociedad". Es curioso ver ponencias con este tipo de títulos a estas alturas. Si bien me digo que hay personas a quienes les sirve esto, pienso que deberíamos ir más allá. Ya hay mucha gente que lo está haciendo (no me imagino a Stephen o a Jay Cross hablando de la "sociedad de la información" en estos días).

Supongo que todo esto es parte del proceso de encontrar una propia voz, que es lo que se supone que debería fomentar un programa doctoral…

Otro título para un artículo: "Objetos de aprendizaje: Repositorios o cementerios de materiales educativos?". Tan sólo el título, ya muestra una actitud crítica y controversial. Incluso un tanto provocadora. Yo iría a una presentación con ese título… :D



Sobre el autor

Soy Diego Leal .

©2016 Diego E. Leal Fonseca. Partes de este sitio están disponibles bajo licencia Creative Commons BY-NC-SA

Log in with your credentials

Forgot your details?